Ciudadanos, por el Centro Histórico

lunes, 18 de febrero de 2008
* El Museo Anahuacalli, sede para evaluar las demoliciones México, D F, 18 de febrero (apro)- Preocupado por la crisis generada con la destrucción ilegal de 16 inmuebles catalogados como monumento en el Centro Histórico de esta ciudad, un grupo de ciudadanos se reunió, el pasado 6 de febrero, en el Museo Anahuacalli, con el propósito de evaluar posibles soluciones y contribuir a la preservación del patrimonio Los asistentes se comprometieron también a encontrar alternativas que fortalezcan la coordinación interinstitucional entre el gobierno de la Ciudad de México y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para evitar que la desaparición de inmuebles con alto valor histórico, cultural y arquitectónico Por "problemas en su agenda", no asistieron a la reunión funcionarios o representantes del INAH Tampoco asistió la autoridad responsable de la preservación del Centro Histórico, Alejandra Moreno Toscano Por parte del gobierno del Distrito Federal participaron una representante del arquitecto Jorge Alcocer Warnholtz, director general de Administración Urbana de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, y la historiadora Guadalupe Lozada, coordinadora de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Secretaría de Cultura La exdiputada y exjdelegada en Miguel Hidalgo, Margarita González Gamio, también envió un representante a dicha reunión En calidad de ciudadanos asistieron: el etnólogo Sergio Raúl Arroyo, exdirector general del INAH y actual director general del Centro Cultural Universitario Tlatelolco de la UNAM; Ana Lilia Cepeda, exdirectora del Fideicomiso del Centro Histórico de la Ciudad de México y ahora presidenta de la Fundación Conmemoraciones; el arquitecto Raúl Delgado, excoordinador nacional de Monumentos Históricos del INAH; y Bolfy Cottom, investigador de la Dirección de Estudios Históricos del INAH Estuvieron presentes también los diputados Alfonso Suárez del Real, secretario de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados; Salvador Martínez de la Rocca, presidente de la Comisión de Educación de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, y el exdiputado perredista, Inti Muñoz Este encuentro plural, al que se dio por llamar Amo el Centro Histórico, por eso lo preservo, surgió por la inquietud y preocupación de los asistentes que --a decir de Ricardo Bautista, asesor de Suárez del Real-- desean no quedarse sólo con el azoro ante la demolición ni "atizar más la polémica", sino valorar el asunto y participar en la construcción de propuestas para la conservación El antropólogo y abogado Cottom explica a Apro que este grupo no pretende erigirse en un comité o algo similar Afirma que su espíritu es, primero, reconocer los hechos ocurridos "de manera tan trágica" en el Centro Histórico, y, luego, buscar formas concretas de contribuir hacia el futuro en la preservación del patrimonio de esa zona, independientemente del curso que deben seguir los procesos legales iniciados por el INAH ante la Procuraduría General de la República (PGR) En la reunión, se habló del tema de las modificaciones a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos promulgada en 1972, dado que, en días pasados, se dio a conocer que la Suprema Corte de Justicia de la Nación concedió a Joaquín Robledo Flores un amparo contra la declaratoria de "monumento histórico" para construcciones de los siglos XVI y XIX asentadas en su propiedad en Parras, Coahuila Este hecho dio lugar a que no pocas personas opinaran públicamente de la supuesta inconstitucionalidad de la ley y hasta de la posibilidad de reformarla, dado que, argumentaron, vulnera la garantía de audiencia de los ciudadanos, y no es el primer caso en el cual los propietarios obtienen un amparo contra la declaratoria Con base en tales antecedentes, el diputado del PRD, José Alfonso Suárez del Real, anticipó que propondrá que en la próxima reunión de la Comisión de Cultura se discuta el tema Sin embargo Cottom aclaró que aún cuando se lograra crear jurisprudencia con varios amparos contra declaratorias de monumentos, no podría hablarse de inconstitucionalidad de la ley porque su queja se reduce a un párrafo del artículo 23, que es el impugnado el resto de las disposiciones quedarían igual Añadió que en el encuentro dejó en claro que el tema de la ley no era objeto de la reunión, por lo que, advirtió, que no habría que caer en la tentación de "generar una especie de pantalla o distracción del problema central" que es, subrayó, la demolición de los 16 edificios en el Centro Histórico El investigador planteó, así mismo, que si hubiera necesidad de modificar alguna legislación ésta tendría que ser la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico Arquitectónico del Distrito Federal, no la federal: "Expresé ahí que en estricto rigor, el problema no es la ley, lo denotado en esta circunstancia fue una falta de voluntad política para acatarla Había que pensar más bien en la aplicación de la misma, pero fueron comentarios colaterales, no fue lo que predominó en la reunión" --La demolición de los 16 inmuebles no puede atribuirse a alguna falla o boquete en la legislación ¿es incontrovertible que se violó la ley de 1972? --Categóricamente, pero además no sólo de la ley Hubo otras violaciones legales Lo he planteado claramente (en sendos ensayos publicados en Proceso 1627 y 1628) y no mencioné varias más en el texto pues desafortunadamente no hubo lugar, pero está la parte internacional Incluso manifesté mi extrañeza por el silencio de la UNESCO y de la Secretaría de Educación Pública Agrega que hacer ataques a la ley o a las instituciones responsables de la preservación del patrimonio, INAH e Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) en nada contribuye a resolver el grave conflicto desencadenado por la demolición de los inmuebles Carácter monumental En un recorrido por el Centro Histórico, Moreno Toscano mostró a un grupo de diputados de la ALDF varios inmuebles de los siglos XIX y XX que se encuentran en pésimas condiciones estructurales "¡Díganme qué tiene esto de monumento!", preguntó a los legisladores la funcionaria del gobierno de la ciudad Para Cottom tanto los funcionarios como los legisladores deben ser muy cuidadosos en valorar "nuestros monumentos" Explica: "Por naturaleza, lo que caracteriza al patrimonio histórico y arqueológico es justamente que son bienes antiguos No es que estén en perfectas condiciones o estén en ruinas, lo arqueológico evidentemente son ruinas y no se puede decir que no son monumentos" Detalla que en el caso de los inmuebles históricos, el punto no es si están en ruinas porque, dice, no son monumento por su grandeza o perfección arquitectónica Son monumento justamente, aclara, porque son un testimonio de la historia Permiten, con la aplicación de técnicas arqueológicas, arquitectónicas e investigaciones multidisciplinarias conocer el pasado Los especialistas en patrimonio cultural siguen expresando su sorpresa por los argumentos ofrecidos por las autoridades locales en relación con la demolición de inmuebles para habilitarlos como plazas comerciales y las denuncias interpuestas por el INAH --¿Hubo falta de sensibilidad en todo esto? --No sabría en términos concretos qué sucedió La maestra Ana Lilia Cepeda hacia un comentario muy atinado: en realidad, no conocemos ¿cuál es el plan?, ¿cuál es el programa?, para poder definir si lo que hubo fue falta de sensibilidad, si hubo intencionalidad claramente establecida o ¿qué fue lo que hubo? "Especulando --que quede claro que es especulación--, creo que sí hubo falta de sensibilidad Habría que ver hasta qué punto la insensibilidad se transformó en dolo para actuar, porque hay que ser claros y objetivos: no se partió de la nada, inspectores de monumentos históricos estuvieron tratando de alertar, habían negado la posibilidad de la demolición porque, de acuerdo con los artículos 35 y 36 de la Ley Federal de Monumentos, por ministerio de ley, eran monumentos y eso lo sabía la autoridad" La consejera jurídica del gobierno capitalino, Leticia Bonifaz expresó al diario El Universal la disposición del gobierno capitalino para reconstruir la fechada de dos de los 16 edificios demolidos (Regina 97 y El Salvador 84) y ofreció trabajar con el INAH en el mejoramiento del Centro Histórico La respuesta del GDF no llena las expectativas de Cottom Afirma que lo importante es que la autoridad reconozca que causó un daño patrimonial Además, enfatiza que la reconstrucción de los edificios no exonera al GDF de las responsabilidades legales por haber demolido los inmuebles Advierte, así mismo, que el asunto de la reconstrucción debe ser analizado para impedir que se abra la puerta a especuladores que busquen contratos, sin estudiar realmente la pertinencia de hacer una imitación arquitectónica "Yo creo que se tiene que trabajar hacia el futuro, todo esto tiene que dejarnos una gran enseñanza de que no puede volver a suceder" El INAH entregó a la ALDF un reporte de las demoliciones en el Centro Histórico -- oficio 401-39C-730/BIS--, en el que reitera - que no hubo autorización para las demoliciones, que el gobierno de del Distrito Federal no les informó cuál era su programa para la reubicación de los ambulantes Además, indica que al haber expropiado, los inmuebles "pasaron a ser propiedad del gobierno del Distrito Federal, y éste último adquirió el deber de cumplir las disposiciones" de la legislación de Monumentos Cottom indica que las investigaciones que lleve a cabo la PGR deberán determinar qué funcionarios son responsables de las demoliciones; dijo, que no se puede hablar simplemente de que el responsable es el "gobierno del DF", como si se tratara de un ente abstracto

Comentarios