Rechaza obispo versión de Sedena; respalda al cura Barbosa

sábado, 23 de febrero de 2008
Matamoros, Tamps , 22 de febrero (apro)- El obispo de esta ciudad, Faustino Armendáriz, respaldó las acusaciones formuladas por el sacerdote Guadalupe Barbosa Cruz en contra de militares que presuntamente lo agredieron la madrugada del domingo anterior De esta forma el clérigo rechazó la versión divulgada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que sostiene que el cura y sus tres acompañantes se resistieron a una revisión porque andaban alcoholizados "Sí hubo maltrato, el testimonio del padre es creíble", declaró el obispo en entrevista; "en segundo lugar, el padre no ingiere bebidas alcohólicas de ordinario, es decir, no toma, y lo demás ya es una aseveración gratuita" Dijo que toca a la Sedena aclarar por qué difundió ese comunicado en el que se denigra al sacerdote y a sus acompañantes; además de negar lo que para ellos es un hecho: los golpearon y robaron sus pertenencias El obispo indicó que la agresión fue tan real, que el propio soldado que agredió al padre Barbosa ya fue identificado y le pidió perdón al sacerdote Aclaró que las denuncias presentadas por el cura continuarán su curso y que lo único que buscan es que "no se cometa un acto de injusticia" Atribuyó el incidente a una confusión, pues los soldados acababan de sufrir un accidente, y el sacerdote y los laicos que lo acompañaban llegaron en ese momento detrás de la unidad que había colisionado al vehículo militar "Ellos estaban en el contexto de un operativo, ya me aclararon que no era un retén, porque se habían herido unos soldados, y entiendo el clima de rispidez y difícil que había en ese momento, y quizá ellos estaban alterados", concedió el clérigo El día del incidente, un joven en estado de ebriedad chocó por la parte trasera a una camioneta que llevaba en la caja a varios soldados, los cuales resultaron heridos al salir disparados de la unidad El padre Barbosa aseguró ante el Ministerio Público que atestiguó cómo el joven, que supuestamente provocó el accidente, también fue golpeado y sometido por los militares La versión del padre es que él y sus acompañantes viajaban por la carretera que va de Valle Hermoso a San Fernando en una camioneta Lobo 2007 de vidrios polarizados, cuando se toparon con los militares que, sin más, los bajaron del vehículo y los empezaron a golpear El obispo informó que el padre Barbosa se mantendrá alejado unos días de la parroquia de la Virgen de Guadalupe, ubicada en San Fernando "El me pidió descansar unos días porque está muy desgastado, primero por los golpes y luego por la cuestión psicológica" Sobre otras manifestaciones en contra de los abusos de los militares en el contexto de operativos contra la delincuencia organizada, el obispo dijo que deberá aplicarse "discernimiento y objetividad" en cada caso particular

Comentarios