La batalla de Torreón

domingo, 24 de febrero de 2008
La Comarca Lagunera vive una crisis de seguridad: En lo que va del año se han cometido 23 homicidios vinculados a la delincuencia organizada, y mientras los cárteles del Golfo, de Sinaloa y de Juárez pelean por lograr la hegemonía, los cuerpos policiacos y el Ejército exhiben falta de coordinación, expone Proceso en su edición 1634 Tras el enfrentamiento entre militares y presuntos pistoleros de Los Zetas en Torreón, la madrugada del martes 19 de febrero, la incomunicación entre los cuerpos de seguridad de los tres órdenes de gobierno y el Ejército se tradujo en diferentes y hasta contradictorias versiones de los hechos Poco después de las 3:00 horas de ese día, comenzó un intenso tiroteo y se detonaron granadas en torno a la avenida Cipreses número 128, esquina con Mimbres, en las inmediaciones de las colonias Lucio Blanco y Jardines de California, una zona muy populosa de Torreón donde se ubican varias escuelas e industrias La balacera terminó alrededor de las 5:20 Horas después de la batalla, durante los festejos del Día del Ejército, el comandante de la XI Región Militar ?que abarca áreas de Coahuila, Durango y Chihuahua?, Jorge Juárez Loera, comunicaba a los reporteros tres versiones distintas del hecho, así como un saldo y duración de la refriega diferentes a los que reportó de manera simultánea --en la sesión solemne del Congreso local en honor del Ejército--, el secretario de Gobierno, Homero Ramos Gloria, cuya versión fue la misma que dio el alcalde de Torreón, José Ángel Pérez Hernández Por su parte, el periódico El Siglo de Torreón publicó el 20 de febrero que la balacera comenzó cuando los militares siguieron un automóvil Neón que les pareció sospechoso hasta llegar al domicilio donde se produjo la refriega Esa misma versión ?sin citar la fuente? se presentó en la mayoría de los medios de comunicación Pero vecinos del sitio, entrevistados por Proceso, refirieron otra historia, con la que coincidieron mandos policiacos que pidieron no ser identificados, versión que publica Proceso en su número 1634

Comentarios