Se tambalea la tesis de los chichimecas nómadas

lunes, 4 de febrero de 2008
Monterrey, N L, 04 de febrero (apro)- Una teoría de la historia nacional sobre los primeros pobladores indígenas del norte del país, a los que se consideraba nómadas y primitivos, se vino abajo después de la identificación arqueológica de una zona habitacional-ceremonial que exhibe elementos de planeación urbana, como andadores y terrazas, así como un observatorio astronómico Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), bajo la conducción de la arqueóloga Aracely Rivera Estrada, revelaron sus conclusiones luego de cuatro años de trabajo de campo en el sitio conocido como Loma del Muerto, en General Terán, un municipio rural de unos 16 mil habitantes ubicado al sur de Nuevo León El hallazgo fue hecho por Rivera Estrada en 1995, pero fue hasta el 2003 cuando el INAH autorizó un programa para la investigación de tres lomas de roca arenisca, en las que hasta entonces se habían detectado algunas pinturas rupestres, cerca de un centenar de petroglifos y algunas estructuras Hasta el momento la obra se compone de unas cien columnas, así como de un observatorio astrológico subterráneo, en el que además se encontraron piezas de ?megafauna?, aparentemente camellos, mastodontes, llamas y mamut La escasa bibliografía existente sobre los chichimecas en general los describe como grupos salvajes, nómadas y recolectores a los que los conquistadores españoles tardaron dos siglos en someter En el texto La guerra chichimeca, de Philip W Powell, publicado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), se describe a las naciones indígenas del norte de la siguiente manera: "Los chichimecas, tribus y naciones nómadas y seminómadas del norte, tenían una cultura extremadamente primitiva y andaban desnudos; pero eran hombres aterradoramente valerosos, incomparables arqueros y maestros de la guerra de súbitos ataques y retiradas" Existen varias acepciones para el vocablo chichimeca --voz náhuatl usada por los aztecas para designar a los habitantes del norte--, todas con un matiz peyorativo Entre otras, destacan la de "perro sucio", "perros sin correa" y "nacidos en Chichiman" (lugar de perros) En entrevista con Apro, la arqueóloga Araceli Rivera evita etiquetar a los antiguos habitantes del sitio, pues asegura que según las crónicas de Alonso de León en esa zona confluyeron diversos grupos Aldea ceremonial Aunque existen reportes de vestigios similares en Durango, Zacatecas y Chihuahua, de acuerdo con el INAH el de Nuevo León podría ser el precedente de otros sitios Dividida en dos sub-zonas --El Muerto y Barbecho-- por los investigadores del INAH, el sitio arqueológico abarca casi 20 kilómetros, en los que se encuentran los vestigios de un centenar de viviendas "Es una aldea en la que no hemos encontrado huellas de que se practicara la agricultura, pero con construcciones que exhiben terrazas, muros y andadores que se utilizaron durante mucho tiempo; eso nos indica planeación urbana", aclara la investigadora Detalla que la Loma del Muerto muestra ser un asentamiento permanente, que pudo ser ocupado desde el periodo paleoindio (como se llama a la prehistoria americana) hasta el periodo histórico, aunque no se ha podido fechar con precisión debido a que los materiales carecen de carbón Rivera Estrada dice que la zona podría ser el precedente de otros sitios ubicados hacia el sur, pues se supone que sus habitantes no formaban parte de la región conocida como Mesoamérica, ya que se ubicaron en un periodo de transición entre culturas --La historia indica que los habitantes de esa zona carecían de rasgos sedentarios, ¿el hallazgo modifica esa acepción? "Definitivamente sí, y no sólo la Loma del Muerto sino también otro sitio en el municipio de Zaragoza, aquí al sur de Nuevo León, nos lleva a concluir que tuvieron desarrollo cultural, tecnológico y económico" Entre las piezas encontradas en el sitio arqueológico de Zaragoza destaca cerámica de la costa del Golfo de México, cerámica huasteca, obsidiana y concha del mar Estos elementos llevaron a los investigadores a concluir que hubo intercambio comercial con otros grupos desde el periodo arcaico hasta el prehistórico tardío "Todo esto viene a reforzar el planteamiento de un desarrollo cultural más avanzado de lo que siempre se creyó", sostiene Rivera Estrada Por sus características, la Loma del Muerto es única y es el sitio más al norte que se ha descubierto Hasta hace poco los arqueólogos supusieron que algunos vestigios encontrados en Balcón de Moctezuma, en Ciudad Victoria, y otro en Soto la Marina, Tamaulipas, marcaban la frontera más al norte que se podía encontrar El observatorio El observatorio ubicado en la Loma del Muerto fue adecuado por sus habitantes quienes debieron cavar seis metros de profundidad para edificar la bóveda de unos cuatro metros cuadrados Entre la una y dos de la tarde un rayo de luz solar invade la bóveda Justo a las 13:30 el lugar se ilumina como si tratara de algo artificial Luego el efecto desaparece Los arqueólogos del INAH realizan estudios y una observación permanente para fundamentar si desde la bóveda los antiguos chichimecas medían los equinoccios y los solsticios "Encontramos elementos que hablan de observaciones astronómicas, cuentas calendarias Respecto de la bóveda, creemos que es un precedente de lo que en Mesoamérica se ha denominado observatorio subterráneo" Fue en la bóveda donde se encontraron los incisivos y molares de ?megafauna?, que por lo pronto están siendo sometidos a estudios paleontológicos Y esas piezas indican, contra lo que se asentó previamente en crónicas y estudios históricos de la Colonia y posteriores, que la población originaria se mantuvo en ese sitio por unos varios miles de años

Comentarios