Candidatos a dirigir el PRD harán campaña contra privatización de Pemex

miércoles, 6 de febrero de 2008
México, D F, 5 de febrero (apro)- Los candidatos a la presidencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) decidieron emprender una campaña contra la reforma energética y evitar la eventual privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex) Alejandro Encinas, de Izquierda Unida; Jesús Ortega, de Nueva Izquierda, y Camilo Valenzuela, de Red de Izquierda Democrática (Redir) explicaron, por separado, en qué consistirá la campaña y con esto demostraron, de nueva cuenta, sus diferencias políticas En una ceremonia organizada por el Frente Amplio Progresista (FAP) para conmemorar el XCI aniversario de la Constitución Mexicana, Encinas dio a conocer que organizaciones políticas y sociales, junto con los partidos del Frente Amplio Progresista (FAP), la Convención Nacional Democrática (CND) y del llamado "gobierno legítimo" endurecerán la resistencia civil contra la reforma energética Un primer paso, dijo, será recaudar firmas de ciudadanos contra la privatización de Pemex Los firmantes se comprometerán protestar frente a la Cámara de Diputados el día en que sea presentada la reforma ante el pleno legislativo Al evento asistieron el coordinador del FAP, Porfirio Muñoz Ledo; la "secretaria de energía del gobierno legítimo", Claudia Scheimbaun; la candidata a presidir el PRD en el Distrito Federal, Alejandra Barrales, y el diputado local Agustín Guerrero, quienes advirtieron que ejercerán presión con los legisladores para evitar las reformas a los artículos 27 y 28 de la Constitución "Probarán nuestra fuerza" quienes pretendan privatizar el sector energético, advirtió Encinas en un acto realizado en el Zócalo "No pasará" la reforma gritaron sus simpatizantes "No permitiremos que el petróleo vuelva a manos privadas", respondió el aspirante Junto con Muñoz Ledo insistió en la necesidad de realizar una huelga legislativa en caso de que se pretenda aprobar dicha reforma con un "albazo" Por su parte, en una reunión con diputados federales también con motivo de la promulgación de la carta magna, Jesús Ortega aseguró que Nueva Izquierda está en contra de la privatización del petróleo y los energéticos "por razones históricas, políticas e ideológicas" Es necesario, dijo, que los energéticos sigan en poder de los mexicanos "Nos vamos a oponer con todos nuestros recursos y con toda nuestra fuerza a la privatización de los energéticos" Luego advirtió que "a la derecha no se le combate con retórica", pero negó que esta postura signifique una oposición abierta a Andrés Manuel López Obrador y sus simpatizantes que ven en los legisladores del PRI y PAN una alianza para impulsar las reformas estructurales Señaló que el papel del PRD como partido de izquierda es influir en decisiones políticas como oposición a un gobierno de derecha, pero criticó a quienes proponen el aislamiento como estrategia política, cuando lo necesario es derrotar a la derecha a través de las elecciones "También la tenemos que derrotar política y culturalmente en el debate confrontando sus tesis con las nuestras, sus ineficaces propuestas con respuestas alternativas Esa debe ser nuestra estrategia para reposicionar a la izquierda como la fuerza más influyente en el acontecer político nacional", indicó En este tenor se refirió Alfonso Ramírez Cuéllar, quien en entrevista destacó su plan nacional para evitar que se privaticen los energéticos Por otro lado, Camilo Valenzuela se pronunció contra la privatización del petróleo y se sumó a la marcha por la unidad del PRD --a la que ya se unieron sus opositores--, que se realizará a finales de febrero

Comentarios