Colección pictórica del músico Andrew Lloyd Webber

lunes, 10 de marzo de 2008
México, D F, 10 de marzo (apro)- La cadena de musicales compuesta desde 1969 por el músico inglés Andrew Lloyd Webber a partir de la exitosa producción ópera rock de Jesucristo Superestrella por teatros de Londres y Nueva York, no paran en retribuir fuerte manantial de dividendos a su autor Puede tirar la toalla y no tocar más el piano Lo que no se vale es aburrirse ni mantener aquellas ganancias paralizadas Este 22 de marzo, Lloyd Webber quien nació en la gris capital londinense en 1948, llega a sus seis décadas de vida, y si en verdad se le antojaría un obsequio, lo hallaríamos en la temática del gusto victoriano Sean las damiselas caídas en pecado con el rostro prostibulario de una Fanny Conforth en las galerías Tate y Nacional Portriat, o aquellos diseños florales con el sello de William Morris, que bien decorarían completamente el Cristal Palace; acaso las ilustraciones para programa de mano de Autrey Beardsley (1872-92) en el climático instante cuando reluce la cabeza decapitada de Juan El Bautista para el drama Salomé (1894), del heroico Oscar Wilde (1856-1900) Su flanco musical es pan comido, a cargo de la disquera DECCA Broadway que ya apura la venta de tres platos CD intitulados Andrew Lloyd Webber: 60 At 60, recopilación de 20 melodías en cada uno elegidas por él mismo de su repertorio musical La fortuna económica le sonríe desde hará un cuarto de siglo Vive al tope de lujo y confort y posee numerosas propiedades, como aquel castillo grandioso del siglo XVIII a las afueras de Londres Es Lord honorario al Parlamento del Reino Unido y justamente vive como tiene que hacer, dejándose "apapachar" por los placeres de sus caprichos estéticos Para variar, la Bolsa de Gran Bretaña lo reconoce: es el coleccionista particular número uno y cuenta con sagaces asesores en las subastas de Sothebey?s y divorciado, nada debe Ya la hizo, en una palabra Desde su adolescencia acumuló su hoy costosísima colección de arte que admira en su castillo, solitario, un montón de colorido que data de la era romántica y victoriana, siglos XVIII y XIX, y que en 1992 consolidó con la Andrew Lloyyd Webber Art Foundation Aquel año llevó a cabo la primera exposición para la London Royal Academy of Arts, bajo el título Maestros pre-Rafaelitas y Otros: La colección de Andrew Lloyd Weber (Pre-Raphaelite and Other Masters The Lloyd Webber Collection, catálogo de Richard Dadd y sitio Internet: (andrewlloydwebbercom) Su representante Peter Brown sin dar cifras, en términos típicamente británicos, proporcionó el aval: "Andrew compone obras musicales de su propia inspiración que, después de interpretadas, regresan a ser de su propiedad? Vuelven transformadas en pinturas, las que ha deseado convivir toda su vida" Son obras correspondientes al movimiento de la Hermandad pre-Rafaelita encabezada por el pintor y poeta Dante Gabriel Rosetti (1828-1882), estética de ruptura para muchos facilona al ojo popular y, pese a todo, con la que él desea a más no poder, los bonos de belleza que lo acompañen a la tumba, colorido que suene cual notas en eco pianístico del castillo o giren en simulacro de las sombras felinas (Lloyd Webber colecciona gatos) de su hogar, un ronroneo habitual en pos de la musa Siete años atrás, a mediados de 1997, el buen estado de las finanzas de Lloyd Webber fue cuestionado al rematar 18 mil botellas de vino de todo el mundo Hubo recortes de personal en su empresa Really Useful (controlada en un 30% por la disquera DECCA/Polygram) y teniendo entradas anuales de 60 millones de dólares, aquel año con arcas llenas por un monto de 600 millones de dólares necesitó perder una mansión en Eaton Square de 25 millones Los números rojos descendieron a 163 millones de dólares y así conservó intactos los siete teatros de su pertenencia, como el Palace Theater de Londres, que compró en 1983, el Theater Royal Drury Lane o el London Palladium Arte por el arte Andrew Lloyd Webber es un personaje respetado en Gran Bretaña Nada más, no figura entre los elegidos que desbordan histeria hooligan a sus compatriotas Su, sin ser fría, lo parece en ciertos pasajes Apunta no a la edificación notoria de una escuela estética, quizá marca un modus operando para librar los obstáculos del proceso creativo, y Lloyd Webber entrega redondez con paciencia medida, da flashazos al lucimiento orquestal y vocal en sus musicales; siempre cuida los riesgos excesivos al combinar rock y baladas Debe quedar cancha lo visual, el correr coreográfico y tal retención le roba toques de lucidez, la locura que jamás nunca sale a escena El espectro de clichés lo tienta a brincar extremos y colindan en plagio Nos fascina "No llores por mí, Argentina" (y eso por la película de Madonna); el coro exaltando al "Jesucristo Superestrella", y la ternura de "Memory" en Cats ¿Será todo? Las fantasías no atrapan al arrebato de los Beatles y concluimos que Lloyd Webber es lento en cachar a las musas e imposible de trabajar en pareja Es el lado casi desconocido del músico, donde todo parece funcionar de las mil maravillas: la pintura --¿Cuándo comenzó a coleccionar sus pinturas? Siendo bastante joven su ambición por comprar obras de arte se frustró por culpa de su abuela? --¿Sabe lo que me contestó cuando le pedí me prestara 50 libras para adquirir una ganga de arte?: "¡Ni creas que voy a colgar en las paredes de mi departamento aquella porquería victoriana!" --¿Cuál? --Junio en llamas, de Frederic Lord Leighton (Flaming June), ahí estaba esperando por mí en una tienda callejera de Fulham Road, a principios de 1960 Y su negativa me pareció irritante Yo acababa de comprar un par de hermosos volúmenes en caja sobre los monasterios ingleses de Dugdale, Monasticum Anglicanum, con las monedas que obtuve de un editor musical, a quien entregué una melodía muy mala que compuse y ya no tenía muchas probabilidades de repetir algún negocio similar "Mi abuelita toleraba que los libros se quedasen en su apartamento, mas por ningún motivo iba a acceder en patrocinarme un lienzo sucio, grandote y sin enmarcar que cierto corredor de pinturas en la zona West London había descrito a este chamaco que era yo, obsesionado por el arte y que anunciaba como pintura un antiguo presidente de la Royal Academy" Actualmente, el cuadro Flaming June se exhibe en el Museo de Arte en Ponce, Puerto Rico, y está considerada como la más valiosa allí por el experto conocedor de arte victoriano Jeremy Maas Prosigue: "Pero por más que maldiga a mi abuela de no adquirir una gema hoy catalogada como ?La Mona Lisa del Hemisferio Americano?, en última instancia no la puedo culpar por negarse a tomar seriamente el arte de Junio en llamas Ella había nacido en 1898 y era una mujer cuyos ojos habían visto cómo la primera Guerra Mundial diezmó a una generación de muchachos y ella pudo sobrevivir a la Segunda Guerra" --Aquellas imágenes sensuales de Leighton le parecieron absolutamente irrelevantes? --¡Claro, pertenecía a una generación que en su amplia mayoría desconfiaba del arte victoriano! Incluso, llegaban a ridiculizar un cuadro de Waterhouse como The Lady of Shalott, ¡una obra maestra que descalificaban con la frase After the May Ball ("luego del bailongo de Mayo" podía significar "luego de la cogida a May", nombre de mujer)! "Hay cierta anécdota de un cuadro de Alma-Tadema que se salvó del fuego, porque quien lo encontró arrumbado decidió guardar, pues lo más valioso que halló y a la mejor podía vender era? el marco" --Los pre-Rafaelitas no son santos que tengan devotos entre los historiadores del arte y suelen ser considerados artistas de segunda Tal como aquellos que pintan cuadros Taif o sin ir más lejos, cuando comenzaba el movimiento impresionista o el cubismo con Picasso Los Beatles en música fueron rechazados por lo mismo, aunque en las artes plásticas los cambios de criterio son muy evidentes y hoy vale muchísimo más que ayer un Frida Kahlo o un Vincent Van Gogh y Caravaggio --En aquellos años de principios de 1960 no abundaban autores de música popular a quienes se reconociera, y una pareja como Rodgers & Hammerstein era tomada como de "compositores sentimentalones", así los apodaba mi profesor de música y son ellos quienes escribieron "La novicia rebelde" (The Sound of Music), simplemente no era "políticamente adecuado" otorgarles méritos de grades artistas --¿Qué le atrajo del arte romántico y victoriano más, el arte o la sociedad inglesa de aquellos siglos? --Ambos Yo adoraba a Rodgers & Hammerstein lo mismo que todo lo relativo a la época victoriana Por supuesto, fui blanco de burla por defender causas perdidas, pero una vez que somos adultos nos damos cuenta de que las causas de la juventud jamás las hemos perdido del todo y nunca nos han abandonado Al obtener mis primeros éxitos en el teatro musical, mi obsesión como coleccionista de arte despertó "Podía ya pagar por aquel arte, pero de haber enfilado mis pilas hacia sitios equivocados, y estamos hablando de comienzos de los 70 con Jesucristo Superestrella, hubiese tenido que pagar por un Van Gogh 15 veces más que por un paisaje de Francis Bacon a la par de un espléndido Waterhouse, dos por uno en suburbios callejeros del West End de Londres "Al comenzar el nuevo siglo, me di cuenta de que mi gustoso esfuerzo por empaparme del arte victoriano había rendido frutos y el mercado lo tenía completamente cubierto Me enfoqué hacia el arte judío de la Segunda Guerra Mundial y cuadros del siglo XX en Estados Unidos en el siglo XX Son parte de otro paquete, aunque recién acabo de añadir tres magníficas obras victorianas a mi colección original, por lo cual debo decir que mi corazón late allí en esa era más que cualquier otra" Jesucristo Superestrella fue un cañonazo por doquier Sólo que la alta tasa de impuestos desangraba los bolsillos de quienes ganaban más y alentó a rocanroleros como Mick Jagger, de los Rolling Stones, o John Lennon y George Harrison, de los Beatles se refugiaran lejos de Inglaterra En 1976, Lloyd Webber dio con un libro que alocó su imaginación: Cats, Old Posumm of Practical Cats, de Thomas S Eliott, y el 11 de mayo de 1981, con la Dama de Hierro Margareth Tatcher bajando cargos en hacienda para la corona, él llevó a escena un musical que rompió todos los récords en 20 idiomas, por cualquier rincón del mundo: la célebre pieza Cats, "Gatos" Con millones de libras esterlinas en movimiento, el músico se hizo de su castillo y fue a habitarlo con su esposa, la cantante Sarah Brightman, a quien daría roles y temas en las producciones posteriores, destacando Evita La pasión del matrimonio murió y Lloyd Webber se aferró a las pinturas "Aspecto fundamental en la propuesta del grupo Pre-Rafaelita consistió en brindar enorme cuidado a los detalles, no para dar apariencia de realidad a sus temas, sino como símbolos que provocaran reacciones espirituales del público Hallaron su idioma en la sencillez del arte medieval anterior a Rafael Sanzio y la frescura de grandes artistas del Renacimiento" Si para la Edad Media el lenguaje del amor terrenal tenía como finalidad alabar a Dios, los Pre-Rafaeitas emplearon su simbolismo poético para expresar el amor humano y lo imaginario sensorial, muy cerca de los versos románticos del siempre juvenil John Keats: "No entendía por qué se le consideraba un arte menor y de segundo orden, el énfasis dado a las bellas formas constituían un preciosismo degradante para la poesía y ellos eran juzgados cual practicantes de un arte sensual y descarado que atentaba el pensamiento victoriano" --Y pese a ello, los lienzos atraen al público más que otros períodos del arte, como sucedió con su exposición hace cinco años, son las favoritas de la gente y despreciadas en su época Quien más las apoyó fue el gran diseñador William Morris (1834-1896), quien también publicaba poemas" Maestros pre-Rafaelitas y Otros cuenta con muebles diseñados por Morris, Pugin y Burges, cerámica del alfarero De Morgan, obras y dibujos de los victorianos Arkinson Grimshaw, Alma-Tadema, J J Tissot y Leighton Rosetti, seguro, si bien la Hermandad de Pre-Rafaelitas está representada en la colección del castillo de Lloyd Webber por cuadros y dibujos originales de William Holman Hunt y John Everett Millais, más los tardíos del movimiento William Waterhouse y Edgard Burne Jones A mediados de noviembre de 2007, Lloyd Webber entregó 600 mil libras esterlinas al programa mundial Children in Need del canal BBC1 para ayudar casos de discapacidad infantil, cifra que juntaron funciones y discos de sus musicales Joseph y Any Dream Will Do Ya no se desmenuza los sesos para superar Jesucristo Superestrella, Evita, El Fantasma de la ópera y Cats en nuevos musicales, Lloyd Webber elige elencos en nuevas producciones, como La novicia rebelde y recicla sus hits de antaño, como el que ahora presenta en Londres y que armó el 11 de marzo de 1968 sin pena ni gloria: Joseph and the Amazing Tecnicholor® Dreamcoat, con el letrista Tim Rice Como si entregara todo en Cats y Cats le diese todo a él "Espero que, al morir, la gente venga a disfrutar mis colecciones de manera permanente Aun si no se hallen dentro de los imponentes salones de exhibición en las lujosas salas de la Royal Academy, mi castillo estará abierto por acuerdo con mi Fundación de Arte" Y apenas tiene 60?

Comentarios