Se compromete Insulza a llevar a la OEA el caso de Lucía Morett

martes, 11 de marzo de 2008 · 01:00
México, D F, 10 de marzo (apro)- Una delegación de la OEA, encabezada por el secretario general de la misma, José Luis Insulza, inspeccionó hoy el sitio donde se encontraba el campamento de las FARC que fue atacado por el ejército colombiano, con un saldo de 23 muertos, entre ellos cuatro estudiantes mexicanos y el número dos de la organización, Raúl Reyes, y varios lesionados, entre quienes se encuentraba la también mexicana, Lucía Morett, cuya situación legal sigue sin definirse El grupo de trabajo de la OEA, que arribó la víspera a Ecuador, partió esta mañana desde la Base Aérea Mariscal Sucre de Quito hacia Lago Agrio, en el norte del país, en compañía de funcionarios del gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa En Lago Agrio, los delegados de la OEA y las autoridades del Ejecutivo abordaron un helicóptero para dirigirse por aire al sector de Angostura, lugar donde la Fuerza Aérea colombiana bombardeó el campamento de las FARC En esa zona del departamento de Sucumbíos, a mil 800 metros de la frontera con Colombia, la comisión de la OEA recogerá toda la información posible para establecer cómo sucedieron los hechos, con testimonios y evidencia sobre la incursión miliar colombiana Con la información que recaben en Angostura, los verificadores de la OEA elaborarán un informe, el cual será presentado ante el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del organismo hemisférico, que se reunirá el próximo 17 de marzo en Washington, Estados Unidos Previamente, Insulza, visitó a Lucía Morett en el hospital donde se encuentra recuperándose de las lesiones sufridas durante el ataque del ejército colombiano al campamento de las FARC El secretario general de la OEA se comprometió ante la estudiante mexicana a llevar su caso a los niveles más altos del organismo Luego del encuentro, María de Jesús Álvarez Moctezuma, madre de Lucía, en entrevista con el noticiero Primero Noticias, dijo que Insulza le aseguró a Lucía que no le iba a pasar nada Aseguró que Insulza escuchó atento a Lucía, quién le afirmó: "Tengo mucho miedo; no puedo dormir Fue algo horrible Estábamos dormidos cuando recibimos una descarga de bombas De pronto, eso se suspendió, y después se empezaron a escuchar helicópteros y aviones pasar Yo sólo decía: `¡bombas ya no!`" Añadió que fueron dos los bombardeos contra el campamento, con un lapso aproximado de dos horas entre uno y otro Álvarez abundó que, hasta ahora, el grado de afectación emocional de su hija --quien recibirá atención psiquiátrica-- impide que se le cuestione directamente la manera en que llegó al reducto de las FARC: "No hemos presionado para preguntarle cosas tan precisas debido a su condición", señaló El padre de la estudiante egresada de la UNAM, Jorge Morett, declaró a, su vez, que están a la espera de que las autoridades ecuatorianas determinen la situación legal de su hija, pero "entendemos que ella está sujeta a una investigación" Reiteró que su hija viajó a Ecuador por motivos académicos Incluso, dijo que se pudo confirmar la asistencia de su hija al evento académico que les había anunciado Lucía narró que "todo aquello fue espantoso Nunca había visto un muerto y cerca de mi había muchas personas que perdieron la vida" Identifican a otro mexicano Por otra parte, familiares de uno de los cuatro estudiantes que presuntamente perdieron la vida durante el ataque identificaron a Juan González del Castillo Lograron identificarlo solamente por un pie y una mano, según reportó la prensa ecuatoriana En una rueda de prensa, la madre sentenció: "Que no piensen los gobiernos tanto de Colombia como el mío propio que yo me voy a quedar callada o que ahí va a terminar y que ya está bien muerto Juan No, Juan no está bien muerto", advirtió Rita del Castillo y Álvaro González viajaron a Quito para saber de su hijo Juan, de 28 años, para lo cual acudieron a la morgue de la policía donde permanecen 23 cadáveres que fueron rescatados del campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), atacado el 1 de marzo por tropas colombianas que se adentraron dos kilómetros en territorio ecuatoriano "Mi esposa y yo, le reconocimos una mano, un pie descalzo y eso nos dio parte de la certeza de que él era, y esperamos la otra prueba de ADN", aseguró González De acuerdo con informes policiales, varios cadáveres recogidos en el sitio del ataque quedaron irreconocibles por el avanzado estado de descomposición El padre dijo que "una vez que sea confirmado (que se trata del hijo) pensamos llevarnos sus restos" a México Explicó que "intuíamos (un encuentro con las FARC) pero no nos avisó, creemos que porque no quería preocuparnos" "El ha hecho estudios sobre esta guerrilla y otras cuando en México se dio el movimiento zapatista, él estuvo también en un campamento zapatista en Chiapas, en México El siempre ha sido muy inquieto en ese sentido", añadió El ataque colombiano sobre suelo ecuatoriano desencadenó una crisis diplomática con ruptura de relaciones y fuertes epítetos intercambiados entre los presidentes Rafael Correa, de Ecuador, y Alvaro Uribe, de Colombia González del Castillo era estudiante de la carrera de Estudios Latinoamericanos de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México y participó en el II Congreso de la Coordinadora Continental Bolivariana que reunió a militantes de izquierda, junto con Lucía Morett, Sorem Ulises Aviles Angeles, Fernando Franco Delgado y Verónica Natalia Velásquez Ramírez Estos tres últimos perdieron la vida durante el ataque contra el campamento de las FARC

Comentarios