Soraya, voz de espuma que se fue

lunes, 17 de marzo de 2008
México, D F, 17 de marzo (apro)- Abril nos trajo su belleza en 1996 con íntima llovizna aquel ocaso a mediados de mes Soraya hermosa e inolvidable, acababa de cumplir 27 años cuando colocó su generoso cabello en mi hombro, abrazó mi cadera y caminando desde el Zócalo por las calles de Madero hasta el barecito donde presentaría su primer CD, En esta noche, me abrió su corazón mientras yo iba sonriente recordando la baladita suya que triunfó aquel año: De repente en mi vida hay algo que me tiene confundida No lo puedo evitar, sino intentar mantener el asombro Hasta el final? --¿He sido esquiva contigo, mexicano? ?soltó una increíble risotada--¡Pues ve qué bravo, sí que has elegido mal tu profesión porque entonces no seré la única que se niegue a contestar si tengo novio y no es sólo eso, mira, amar no significa fallarle al cariño y porque amo no suelo ocultar nada y soy fiel a la persona a quien doy mi vida! No sabes cuánta soledad he sufrido y perdona que aparte mis cosas de mi profesión No es por ofenderte, esos asuntos son cáscaras para los chismosos broadcasters? Nacida al norte de Estados Unidos y criada en Colombia, su presencia despedía un olor a espuma y jengibre tan fuerte que jamás he logrado sacar de mi imaginación Ni sus gestos tan suaves y educados me abandonan con sortilegio de danzas entre mis manos y grité ¡Soraya, necesito explicarte que no?, que yo no andaba de periodista a la caza de espectáculos femeninos para gozar en corto a cambio de redactar ondas kitsch! En verdad sus canciones bastaban para enamorar a la humanidad: "Las ruinas de mi mente", "Pueblito viejo", "De repente" y "Avalancha", ésta acerca del truene sentimental Su canto: --Más que los aplausos o lo contenta que me pone presentar este disco, simplemente es demasiada arrogancia alardear acerca del hombre que amo si es mi sueño dorado, ¿viste, quién sería sino la fatua bailarina que compras al ritmo del son que vale cinco centavos? ¡Ah, mexicano? yo voy a beber el licor de la enamorada a grandes tragos y sea mi única razón para existir! Llegué a la revista y me propuse redactar sin refreno a mi cursilería los poemas por mi fantástica mujer cantautora en toda su vitalidad y primor, Soraya de repente tocando mandolina, zarandeando la guitarra con maestría en tonos abiertos de neofolk, la prodigiosa armonía de su pecho "cual marejada en océano de estaciones, el ritmo de Soraya es vaivén exquisito, boga con ternura cada vez que los gustos lunares de melómanos agotan su cliché?" (Proceso, 20 de abril de 1996, "Soraya, de repente") Solamente aquella ocasión estuvimos juntos Hasta que el 10 de mayo de 2006 supe que había muerto tras una lucha tremenda contra el cáncer de mama que le diagnosticaron el 5 de junio del año 2000 Soraya, la chamaca de nombre turco que en variante de Sarah significa rica princesa, niña espejo de las Pléyades persas y agua que embelesó a Shakira para sucederla en el trono, mi amiga de abril 1996 escribió antes de ir a su prematuro paseo rumbo a la eternidad: "El camino no ha sido siempre fácil Sin embargo, la esperanza, los sueños e ilusiones no han dejado nunca de estar presentes Sueños de los cuales ustedes han sido cómplices incondicionales, algunas veces caminando a mi lado, cantando conmigo, o llevando mi mensaje de esperanza a esos lugares que físicamente no he podido llegar "Por eso, mil gracias "Durante este tiempo juntos, las páginas de mi diario interno se han mantenido siempre activas Algunas se han llenado con historias que muchos de ustedes han querido compartir por medio de e-mails o cartas; otras por experiencias vividas juntos y algunas más por pensamientos personales nacidos de su generosidad "De estas últimas páginas he tenido el privilegio de compartir algunas en diferentes formas, mi página web, mis entrevistas, mis canciones, o en mis conciertos en donde sus aplausos alimentaban mi corazón Últimamente estas páginas han dejado de ser internas y se han convertido en páginas compartidas, sólidas y llenas de sinceridad, creando un libro que espero sea la respuesta a muchas preguntas que no han sido aún elaboradas o contestadas "El permitirme escribir mi historia me hizo confirmar que si bien las recompensas materiales son necesarias para el diario vivir, las recompensas espirituales son las que realmente me han permitido vivir esta vida Toda esa energía positiva, todo ese amor que un día logré compartir con ustedes lo he recibido siempre de vuelta multiplicado en un millón" Paso las horas viendo sus videos en youtubecom y veo cómo se fue de repente con un arte que iba madurando canciones más duras y mintiendo Soraya no quería morir Y luchó, como su abuela y su madre quienes también no consiguieron triunfar contra la maldición del cáncer en el seno De lo mismo que murió la esposa de Paul McCartney, The Lovely Linda, tras difundir su ejemplo de vegetarianismo y amor a los animales antes de tomarse la última foto el 17 de abril de 1998 Ahí en wwwyoutubecom, leo los comentarios sobre cuánto la quería Colombia y admiraban el coraje de Soraya por esa batalla final, pero si bien es ejemplo de valentía no es así como yo la traigo en mi mente, sino por sus canciones, por ser ella misma, Soraya la artista siempre jovial y noble Tarde para decirle que mi cariño crece entre más ella canta, aprovecho para maldecir a la muerte pues finalmente nos iremos como llegamos, en versos de Pellicer: Vuelvo a ti, soledad, agua vacía? Un beso universal que Soraya canta y permite conocernos: "Gracias por abrir sus corazones a mi música, sin sus oídos mis canciones serían sólo un sueño Mi arte ha sido siempre por ustedes y para ustedes Espero que les permita sentir, pensar, apreciar, cuestionar, añorar y sobre todo, amar" Ni siquiera pide apoyemos la lucha contra el cáncer, menos nos necesita para reconocerle heroísmo en su agonía (¡no somos nadie ante su grandeza!) o repetir cursilerías al nombrarla De repente, estamos en deuda Porque el arte de la reina Soraya es como ella, eterno, absurdamente impagable hasta el final

Comentarios