Acepta la Sedena otorgar medidas cautelares en Tamaulipas

miércoles, 19 de marzo de 2008
México, D F, 18 de marzo (apro)- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aceptó otorgar medidas cautelares a los ciudadanos de Tamaulipas, como lo recomendó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, debido a que efectivos militares cometieron presuntas violaciones a las garantías fundamentales Después de investigar varias acciones violatorias de los derechos humanos cometidas por militares, la CNDH solicitó a la Sedena que en las diligencias o actuaciones que realicen las tropas castrenses se garantice el respeto a la integridad física de los habitantes del estado y no se incurran en detenciones arbitrarias ni en tratos crueles o degradantes También recomendó que las personas detenidas, en probable delito, sean puestas de inmediato a disposición del Ministerio Público, como lo marca la Constitución y los códigos penales El general Jaime Antonio López Portillo Robles Gil, director general de Derechos Humanos de la Sedena, informó a la CNDH que por 30 días se establecerán las medidas cautelares solicitadas, agregó que este acuerdo ya fue trasmitido a los mandos territoriales correspondientes La solicitud de la CNDH fue a raíz de que el pasado martes 4 de marzo recibió diversas quejas de ciudadanos por la violencia en que han incurrido los militares desde que en diciembre del 2006 el Ejército salió a las calles para combatir el narcotráfico Un ejemplo de los abusos de los militares ocurrió en octubre del año pasado, cuando la Procuraduría General de la República (PGR) tuvo que atraer las investigaciones sobre la muerte de tres personas en hechos donde aparecen como responsables elementos del Ejército Mexicano, durante operativos efectuados en el ejido la Reforma del municipio de Tula, en Tamaulipas Ese mismo mes, 21 personas que viajaban por el municipio de Juamave, Tamaulipas, denunciaron que fueron detenidas y torturadas por un grupo de soldados que los bajaron de un autobús y de otros transportes En febrero pasado, ocurrieron dos hechos que alarmaron a la población y a las autoridades Resulta que en un retén de Reynosa, al menos cuatro militares balearon a varios civiles que no atendieron la orden de detenerse Producto de los disparos murió Sergio Meza Varela y fue lesionado el ciudadano estadunidense José Antonio Barbosa Ramírez Otro incidente ocurrió en una carretera cercana a Reynosa, donde cuatro sacerdotes fueron golpeados por militares que los detuvieron en un retén del Ejército Guadalupe Barbosa, uno de los agredidos declaró en su momento que los soldados los tuvieron hora y media golpeándolos" Si no es porque uno de los soldados se da cuenta que somos curas, ahí todavía nos tuvieran", dijo Después de estos hechos y otros más en los que hubo graves violaciones a los derechos humanos por parte de los militares, la CNDH solicitó que en las diligencias o actuaciones que realicen estos últimos se garantice el respeto a la integridad física de los habitantes del estado y no se incurran en detenciones arbitrarias ni en tratos crueles o degradantes También que las personas detenidas en probable delito sean puestas de inmediato a disposición del Ministerio Público como lo parca la Constitución y los códigos penales El otorgamiento de medidas cautelares tiene su fundamento en lo dispuesto en los artículos 102, apartado B, constitucional; 34 y 38 de la Ley de la CNDH; así como 8 y 13 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos

Comentarios