Los desafíos del PRD

jueves, 20 de marzo de 2008
México, D F, 19 de marzo (apro)- Después de casi 19 años de existencia, el PRD sigue sin ser un partido y esta deficiencia produce la inestabilidad interna que le ha impedido consolidar los avances innegables obtenidos en estos años y, al mismo tiempo, terminar, de una vez por todas, con la imagen de un partido de caudillos y de tribus Las elecciones internas por la presidencia nacional del partido y, de manera simultánea, la campaña por la defensa del petróleo, ha expuesto de nueva cuenta dos de los principales retos que el PRD no ha podido superar desde que se formó el 5 de mayo de 1989: las pugnas internas adquiridas de la izquierda y el caudillismo heredado del PRI En estos 19 años, el PRD ha logrado mucho: gobierna actualmente en seis entidades del país; tiene la segunda fuerza en el Congreso de la Unión; encabeza cientos de municipios, y en el sur del país es el partido de mayor presencia Además, en las elecciones presidenciales de 2006 estuvo a punto de ganar con la figura carismática de Andrés Manuel López Obrador, quien obtuvo 14 millones 683 mil 96 votos, una cifra jamás alcanzada por un candidato de la izquierda en México Sin embargo, esta fuerza y esta presencia se ha diluido muy rápido y ahora el PRD nuevamente enfrenta los dos problemas, las dos herencias políticas que no ha logrado superar Desde su origen, el caudillismo de Cuauhtémoc Cárdenas fue, al mismo tiempo y de manera paradójica, lo que le permitió aglutinar los grupos provenientes de la izquierda partidaria, sindical y hasta de la guerrilla y a los personajes salidos del PRI, y crear las divisiones que hoy no han sido superadas Gracias al papel que Cárdenas tuvo en la elección de 1988, cuando en los hechos derrotó a Carlos Salinas de Gortari y ocurrió el fraude más escandaloso de la historia política del país, se logró alcanzar el acuerdo para integrar en un solo partido a corrientes comunistas, socialistas, troskistas y nacionalistas A partir de entonces, la figura del exgobernador de Michoacán se erigió como la referencia de la izquierda mexicana Sin embargo, con el paso del tiempo, el caudillismo de Cárdenas se acentuó y todas las decisiones importantes, cualquier negociación, así como la elección de candidatos, se concentraron en sus manos El daño que ocasionó este fenómeno particular de la cultura política mexicana se expresó en la imposibilidad de borrar las barreras ideológicas de las distintas corrientes, que a su manera lucharon por sobrevivir dentro del propio PRD Así, al mismo tiempo que se consolidaba el caudillismo cardenista, las llamadas tribus también fortalecieron sus espacios de poder sin integrarse a la figura institucional del PRD Primero nosotros y luego el partido, parecía la consigna A la fecha, el PRD ha tenido nueve presidentes: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; Roberto Robles Garnica (interino); Porfirio Muñoz Ledo; Andrés Manuel López Obrador; Pablo Gómez (interino); Amalia García; Rosario Robles; Leonel Godoy Rangel (interino), y Leonel Cota Montaño Pero de éstos destacan las figuras de Cárdenas y de López Obrador, los dos grandes caudillos que hoy siguen peleando la primacía entre las huestes del PRD Mientras que de las tribus que hoy se pelean los espacios dentro del partido están el Movimiento por la Democracia, creada por Pablo Gómez y formada por exmilitantes del Partido Socialista Unificado de México y de la corriente "Punto Crítico" y exdirigentes del movimiento estudiantil del 68; el Movimiento Cívico, la primera que se incorporó como tal desde la fundación del partido, conocida como "Los Cívicos", la cual proviene de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR), y sus principales dirigentes son Mario Saucedo Pérez y Humberto Zazueta Aguilar La Red de Izquierda Revolucionaria, liderada por José Antonio Rueda y Pablo Franco tiene como miembros a exmlitantes del Partido Comunista Mexicano y de partidos clandestinos de izquierda; Unidad y Renovación, encabezada por Armando Quintero, formada por exsindicalistas universitarios, taxistas y solicitantes de vivienda Nueva Izquierda, la que ocupa mayor número de puestos de elección popular y de la estructura burocrática del PRD, liderada por Jesús Ortega y Jesús Zambrano, conocida coloquialmente como "Los chuchos"; Izquierda Social, encabezada por Martí Batres y conformada por miembros del gobierno de Marcelo Ebrard, como Benito Mirón Lince y Alejandra Barrales Izquierda Democrática Nacional, encabezada por Agustín Guerrero y Dolores Padierna, corriente que, tras lo videoescándalos de 2004, sufrió una gran derrota y se cobijó en la figura de Andrés Manuel López Obrador El Movimiento de Base Insurgente un grupo muy pequeño dirigido por Gerardo Fernández Noroña Alternativa Democrática Nacional, corriente principalmente integrada por políticos del estado de México, liderada por el senador Héctor Miguel Bautista López Y, por último, Foro Nuevo Sol, encabezada por la gobernadora de Zacatecas, Amalia García, conocidos coloquialmente como "Los Amalios" Partido de caudillos y de tribus, el PRD sigue teniendo el reto de consolidarse, de dejar atrás estas dos herencias y aprovechar el enorme paso que dio en las elecciones de 2006, al convertirse en la segunda fuerza política del país

Comentarios