Presunto zeta muerto por policías de Cancún, era agente de la SSP-Tabasco

viernes, 21 de marzo de 2008
Villahermosa, Tab , 20 de marzo (apro)- Identificado como presunto miembro de Los Zetas, Juan Carlos López Ávalos, quien el pasado martes 18 fue muerto a tiros por policías en Cancún, Quintana Roo, era originario de Tabasco y formó parte de los servicios especiales de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado hasta el año pasado Según informes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), López Ávalos era originario de la Villa Aldama, municipio de Comalcalco, Tabasco, y trabajó como agente de la SSP cuando estuvo como titular Juan Cano Torres, preso en el penal de Puente Grande, Jalisco, acusado de participar en el atentado en contra del general Francisco Fernández Solís, su sucesor en el cargo, en febrero del año pasado Conocido como "pan de sopa", López Ávalos estaba bajo el mando directo del comandante Carlos Aarón Parau, encargado de asuntos especiales de la SSP Ambos fueron dados de baja luego de la "limpia" que se hizo en la corporación por el atentado contra el general Fernández Solís quien, cuatro meses después de salvar la vida, en junio, renunció al cargo Sin empleo, López Avalos regresó a Villa Aldama donde, según vecinos, comenzó a vender pan y longaniza, y se volvió hasta sacristán de la iglesia de la comuna, como fiel devoto de la Virgen María Mal económicamente, en enero pasado, abandonó su ranchería para enrolarse con el crimen organizado Desde entonces, su familia no sabía nada de él La madrugada del pasado martes, López Ávalos y presuntos Zetas irrumpieron en la residencia del empresario Luis Álvarez Serrano, ubicada en una exclusiva zona residencial de Cancún, para robarlo Sin embargo, vecinos llamaron a la policía y, cuando los elementos policiacos llegaron, los sicarios los recibieron a balazos En el enfrentamiento, López Ávalos recibió un balazo en la cabeza Otros dos asaltantes fueron detenidos, entre ellos el cubano, Joel Hernández Hidalgo La policía aseguró un arsenal a los presuntos Zetas: una subametralladora semiautomática, marca Bushmater; una pistola tipo escuadra, marca Pietro Beretta, calibre 9 milímetros; ocho cargadores para R-15 con 229 cartuchos útiles; cuatro cargadores con 58 cartuchos calibre 9 milímetros; una fornitura color negro, con tres porta cartucheras para cargadores R-15; unas esposas, y una cartuchera para cargadores de nueve milímetros

Comentarios