Esperanzas transexuales

domingo, 23 de marzo de 2008
Guillermo Sánchez Hernández, un joven transexual de 32 años de edad, cuyo nombre original era "Lourdes" cuenta que todos los días padece burlas y actos de discriminación porque no se puede vivir sin una identificación "Pero para cambiar de nombre se requiere hacer un juicio que tarda un promedio de tres años en resolverse Y además resulta carísimo, alrededor de 120 mil pesos, pues hay que pagar abogados y peritajes", publica el número 1638 de Proceso Memo es realmente una de las numerosas personas que se han hecho una intervención hormonal y quirúrgica para cambiar su sexo biológico Sólo que todavía no han podido cambiar su identidad jurídica, por lo costoso de los juicios Justamente para dar reconocimiento jurídico a estos miembros de la comunidad transexual y transgénero, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) se presentó, el 31 de enero pasado, una iniciativa para reformar diversas leyes locales de los siguientes cuerpos jurídicos: Código Civil, Código de Procedimientos Civiles, Código Penal y Ley de Salud del Distrito Federal La iniciativa fue presentada por el diputado Jorge Carlos Díaz Cuervo, del partido Alternativa Socialdemócrata, quien comenta: "En mi partido trabajamos para garantizar los derechos humanos de esta comunidad tan discriminada Primero impulsamos las llamadas sociedades de convivencia, que ya fueron aprobadas, y ahora estas nuevas reformas representan otro avance, ya que actualmente los transexuales y los transgénero son indocumentados en su propia tierra", señala en el reportaje que aparece en la edición 1638 de Proceso

Comentarios