Las depredadoras, al acecho

domingo, 23 de marzo de 2008
Nunca como ahora las trasnacionales petroleras habían coincidido con tanta exactitud con los gobiernos estadunidense y mexicano en sus esfuerzos para lograr la total apertura de Pemex al capital extranjero, publica Proceso en su edición 1638 Gigantes energéticos como Exxon Mobil ?la compañía más importante de Estados Unidos en su tipo?, Transocean Inc, BPLC, Royal Dutch Shell PLC, Chevron/Texaco, Devon y Anadarko Petroleum, entre las de mayor peso, anunciaron ya que cuentan con miles de millones de dólares para desarrollar proyectos de exploración y explotación de yacimientos petroleros en aguas profundas de numerosos países, incluido México, que tras 70 años de haber decretado la nacionalización de la industria petrolera, se halla a unos cuantos pasos de perder su soberanía en materia de explotación y usufructo del energético "Pemex requiere urgentemente de capital privado (nacional o extranjero) para modernizar y fortalecer su capacidad de producción, exploración, explotación y exportación", dice el reporte titulado La industria petrolera: Fusiones, cambios estructurales y el combate a los monopolios, de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) El informe de 303 páginas, donde fácilmente se reconocen las posiciones del gobierno mexicano actual sobre la necesidad de abrir más ampliamente a Petróleos Mexicanos, fue presentado desde agosto de 2004 por el Departamento de Economía de la FTC, dependencia que se encarga de vigilar toda clase de transacciones de las empresas estadunidenses en su país y en el extranjero En el documento se aborda el tema desde un punto de vista casi empresarial, con interés de invertir en México: "Desde la década de los noventa las únicas industrias petroleras que han tenido éxito son las que permitieron la privatización y que no limitaron este ingrediente esencial a las actividades de exploración y producción de petróleo crudo? Las que siguen aferradas al nacionalismo están enfrentado una caída notable en su capacidad de producción energética y una contracción en sus reservas petroleras", destaca el informe de la FTC en los capítulos sobre privatización que hacen referencia a la paraestatal mexicana Otra investigación, realizada por el Consejo Estratégico de Energía Global de la misma FTC ?Las actuales implicaciones de la situación energética en el mundo para los proveedores de energía de Estados Unidos, publicado el 12 de abril de 2007?, apunta que las empresas petroleras de México, Venezuela y varias naciones del Medio Oriente, que tienden a privilegiar políticas nacionalistas por encima de las necesidades de inversión, "corren el riesgo de convertirse en obstáculos" para las investigaciones y el desarrollo de mejores proyectos de producción y aprovechamiento de energéticos, destaca el reportaje que aparece en el número 1638 de Proceso

Comentarios