Censura Lucia Morett la actitud del gobierno de Calderón

miércoles, 26 de marzo de 2008
México, D F, 25 de marzo (apro)- Unos 200 estudiantes de la UNAM realizaron un recorrido por el circuito escolar de ésta casa de estudios, en demanda de que el gobierno de Felipe Calderón se pronuncie en contra del gobierno de Colombia, por el asesinato de cuatro mexicanos en el campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano, el pasado 1 de marzo El recorrido fue encabezado por los padres de los mexicanos muertos en Ecuador: Verónica Velázquez, Juan Castillo y Fernando Franco, cuyas urnas con sus cenizas cargaron durante el trayecto El recorrido concluyó en el auditorio "Ho Chi Min" de la Facultad de Filosofía y Letras Ahí, frente a las urnas con las cenizas de sus hijos, sus padres exigieron al gobierno de Calderón formular una condena contra del gobierno de Alvaro Uribe En el ataque falleció también Soren Ulises, estudiante del Instituto Politécnico Nacional (IPN) "Nuestros hijos regresaron a la UNAM", afirmaron los padres En el acto se cuestionó lo afirmado el viernes pasado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que dio a conocer "un recuento de las acciones del gobierno de México y su posición al respecto", en el que entre, otras cosas, aseguró que, desde que se tuvo conocimiento de los hechos, el gobierno mexicano los "deploró y rechazó" El padre de Fernando Franco aseguró que los estudiantes mexicanos ni siquiera conocieron a Raúl Reyes, segundo de abordo de las FARC, muerto en el ataque, debido a que la noche en que llegaron fue cuando los bombardearon "Como lo decía el papá de Juan Castillo, pronto ustedes van a olvidar esta situación, porque los medios lo van a olvidar Pero nosotros no nos vamos a dejar doblar Tenemos que concluir la investigación en Quito y luego en las instancias internacionales No perseguimos dinero; queremos que el gobierno criminal de Colombia, títere de Estados Unidos, pague por su crimen", dijo Además, se dio lectura a una carta enviada por la mexicana Andrea Lucía Morett, quien resultó herida en el ataque Dice: "Me duelen muchas cosas, entre otras, que el gobierno mexicano intente con su silencio revertir la responsabilidad que, ante el mundo y la historia, tienen los autores de la masacre, para desviar la atención preguntándose qué estábamos haciendo allí, cuando además se sabe que llegamos al campamento unas pocas horas antes de la barbarie y lo hicimos en nuestra condición de civiles y estudiosos universitarios, sin imaginar que íbamos a ser víctimas de una de las peores infamias cometida recientemente en América Latina, justo en un lugar al que se nos invitó para conocer las propuestas de paz"

Comentarios