Cerco policiaco al PRD provoca rechazo y confusión

jueves, 27 de marzo de 2008
* Acosta Naranjo confirma: Sí habrá reunión de Consejo el fin de semana México, D F, 26 de marzo (apro)- La crisis política que dejó en el PRD la contienda por la presidencia nacional del partido vivió un nuevo episodio la noche del martes 25, cuando un aparatoso e intimidante contingente policiaco cercó la sede nacional perredista para que los integrantes del Comité Técnico Electoral reanudaran, sin contratiempos, el cómputo de la votación de nueve estados que, por diversos problemas, quedaron fuera de la contabilidad general Sin embargo, el escándalo y la ola de protestas de las tribus perredistas por la fuerte presencia policiaca obligó a la dirigencia de ese partido a pedir el retiro de los uniformados Nadie, ningún dirigente del Comité Ejecutivo Nacional o integrante de CTE, supo o quiso explicar quién o por qué razón llegó la fuerza pública El rumor más sólido, sin embargo, fue que llegó como medida de protección ante el arribo de un contingente de simpatizantes provenientes del estado de Oaxaca Los manifestantes fueron identificados como miembros de la corriente de Nueva Izquierda Lo cierto es que no pasó nada y el contingente policiaco, de 150 uniformados, se retiró de Benjamín Franklin 84 después de que se anunció el regreso de los oaxaqueños a su entidad Miembros de Nueva Izquierda, como Horacio Duarte, candidato a la Secretaría General del PRD, y el secretario general del partido, Guadalupe Acosta Naranjo, criticaron la medida y la calificaron como "un exceso y un error" para dirimir un problema interno La noche del martes, alrededor de 700 miembros de NI provenientes de Oaxaca arribaron a la Ciudad de México y anunciaron que "tomarían" la sede perredista, por lo que el contingente policial cercó las oficinas del PRD nacional para custodiarlas El secretario general del PRD, Guadalupe Acosta Naranjo, negó que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) o la CTE hayan solicitado la intervención de la fuerza pública Acosta Naranjo desmintió al secretario de Relaciones Políticas y Alianzas del PRD, Juan Manuel Ávila, quien en conferencia de prensa aseguró que quien llamó a la policía fue el propio Núñez "Miente, acabo de hablar con Arturo Núñez, pero no sé si él me mintió a mí Pero yo, de creerle a Juan Manuel o a Arturo Núñez le creo más a Núñez", indicó Sin embargo, el mismo Núñez aceptó que reportó al área de seguridad del partido sobre la llegada de grupos de Oaxaca a la sede perredista, "y ellos tomaron las decisiones correspondientes" "Yo no pedí, específicamente no pedí ninguna medida en particular, sólo que se tomaran las medidas precautorias del caso; la decisión la toman los responsables de seguridad del partido", justificó Al respecto, Acosta Naranjo sostuvo que estos oaxaqueños no irían al PRD porque ayer en la noche platicó con ellos en el monumento a la Revolución, donde se apostaron, para impedir que acudieran al edificio "y nunca se acercaron al partido" Por su parte, la secretaria de Planeación del PRD, Dolores Padierna, dio su versión sobre la presencia policiaca: Dijo que intervinieron ante la amenaza de gente de Oaxaca de "tomar" la sede si no contaban las casillas que aparecieron repentinamente, cuando el día de la elección habían sido quemadas o no fueron instaladas "Desde anoche supimos que llegaron aquí 13 camiones, la marcha la organizó Amador Jara, Lenin López Nelio, Rosendo y Félix Serrano, Rey Morales, Jesús Romero, todos de Nueva Izquierda, todos apoyan a Jesús Ortega", denunció Padierna pidió a Ortega que "deje de presionar y chantajear al PRD" Además, exigió al gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, que "saque las manos" del partido Del mismo modo, Horacio Duarte, compañero de fórmula de Ortega, consideró un error haber intentado tomar la sede, pero también haber pedido la intervención de la fuerza pública Por otro lado, Acosta Naranjo sostuvo que el Consejo Nacional que convocó el presidente y candidato a la dirigencia nacional, Camilo Valenzuela, sí se realizará el fin de semana y ya existe una convocatoria Señaló que el actual presidente del partido, Leonel Cota, no estuvo de acuerdo Esto fue considerado como "un albazo" de Nueva Izquierda porque aunque la mesa directiva del consejo, presidida por Valenzuela, tiene facultades para convocarlo, siempre se había sustentado en un acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional, pero ahora no ocurrió La gente de Valenzuela entregó el acta donde informa de la convocatoria y pide su publicación inmediata con el sello de recibido de la secretaria general, de finanzas y de comunicación social Mientras tanto siguen trabados los cómputos en Puebla, Chiapas, Tamaulipas, Tabasco, Estado de México, Guanajuato, Zacatecas, Oaxaca Distrito Federal, Veracruz, pues Izquierda Unida y Nueva Izquierda pretenden demostrar en los medios de comunicación que las cifras de conteos hechos por sus corrientes son reales Cada uno se atribuye el triunfo en algunos estados

Comentarios