Excavará la PGR en lo que fue el cuartel militar de Atoyac

viernes, 7 de marzo de 2008
* Hay indicios de fosas clandestinas hechas durante la "guerra sucia" México, D F, 6 de marzo (apro)- En un plazo no mayor de 20 días, la Procuraduría General de la República (PGR) realizará excavaciones en lo que fue el 49 Batallón de Infantería en Atoyac de Alvarez, en Guerrero, al detectarse indicios de la existencia de fosas clandestinas abiertas durante la llamada "guerra sucia" La determinación de la PGR surgió después de que, el pasado 2 de febrero, peritos en medicina forense y antropológica realizaron un estudio con la ayuda de un georadar para localizar los supuestos restos de Rosendo Radilla Pacheco, visto por última vez en el excuartel militar en 1972, donde ahora están las oficinas del ayuntamiento La diligencia formó parte de la investigación integrada en la averiguación previa SIEDF/CGI/454/2007, por la desaparición forzada de Radilla, caso tomado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) El representante de la Comisión Mexicana de Promoción y Defensa de los Derechos Humanos (CMPDDH), Jorge Juárez Zepeda, informó que, después una reunión entre peritos de la PGR y sus propios especialistas, "se llegó a la conclusión de que al menos en dos sitios había suficientes datos sobre irregularidades en el suelo, que hacen suponer que en los años setenta se excavaron fosas donde podrían estar los restos de víctimas de la guerra sucia" Y es que en Atoyac hay un registro de por lo menos 200 desaparecidos Familiares de algunos de ellos son representados por Tita Radilla, dirigente de la Asociación de Familiares y Amigos de Desaparecidos y Detenidos de México (AFADEM) Tita, hija de Rosendo, agotó todas las instancias judiciales existentes en el país en busca de su padre, y recurrió a la CIDH, organismo que, en octubre de 2005, admitió su caso y está a punto de dar una resolución la próxima semana, durante su periodo de audiencias en Washington De hecho, el escaneo con el georadar de los tres mil metros cuadrados donde se localizaba el cuartel militar de Atoyac se realizó "como un intento del gobierno mexicano por dar respuesta a la CIDH, ya que este sábado, 8 de marzo, se le vence el plazo al Estado mexicano para que dé cuenta del paradero de Rosendo Radilla", explicó Juárez en entrevista con Apro Señaló que el agente del Ministerio Público federal encargado de la investigación, José Antonio Dávila Camacho, se reservó el contenido del informe entregado por sus peritos "por las reservas que deben guardarse en una investigación como esta" Juárez Zepeda destacó que, pese a que la PGR no dio copias del peritaje a la defensa de la familia de Radilla, "se nos confirmó que, en por lo menos dos lugares, habrá excavaciones, y se comprometieron a hacer una exploración en la sierra de Atoyac, donde, según testimonios de sobrevivientes, podría haber restos de víctimas de la acción del Ejército durante la persecución de los movimientos guerrilleros de los setenta" Hace más de tres décadas, el estado de Guerrero y, sobre todo, la sierra de Atoyac fue escenario de cruentas batallas entre soldados del Ejército mexicano y grupos de guerrillas, encabezados por Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas Barrientos El representante de ese centro de derechos humanos, dijo que, ante la posibilidad de que la Comisión Interamericana envíe el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, "se tiene información de que el Estado mexicano estaría promoviendo un paquete económico como reparación del daño, y que lo estarían preparando las secretarías de Gobernación y Relaciones Exteriores, como parte de la respuesta que daría por el caso" Sin embargo, añadió, "Tita Radilla y su familia nos adelantaron que, si el gobierno mexicano pretende pagar daños sin dar respuesta sobre el paradero de Rosendo, no aceptarán ninguna reparación del daño, y pediríamos a la CIDH que el caso sea conocido por la Corte Interamericana" El periodo de sesiones de la CIDH se realizará entre el 8 y el 15 de marzo próximo, cuando el organismo internacional dará su resolutivo sobre el caso Radilla "Lo que viene es el juicio de México y al Ejército mexicano ante el mundo por las violaciones sistemáticas a opositores y a inocentes durante ese periodo de la historia del país que se ha pretendido desconocer Gente como Tita Radilla no admiten el olvido, y emprenden una pelea no sólo por su familiar, sino por cientos que durante la guerra sucia fueron desaparecidos por los mandos castrenses", concluyó Juárez Zepeda

Comentarios