"Doctrina del shock y auge del capitalismo del desastre", de Naomi Klein

lunes, 14 de abril de 2008
México, D F, 14 de abril (apro)- Los editores de Paidós destacan que la "doctrina del shock" que expone Naomi Klein equivale a "la historia no oficial del libre mercado" En el extenso volumen (708 páginas), "Klein demuestra que el capitalismo emplea constantemente la violencia, el terrorismo contra el individuo y la sociedad "Lejos de ser el camino hacia la libertad, se aprovecha de la crisis para introducir impopulares medidas de choque económico, a menudo acompañadas de otras formas de shock no tan metafóricas: el golpe de la porra de los policías, las torturas con electroshock o la picana en las celdas de las cárceles De Chile a Rusia, de Canadá a Sudáfrica, de Argentina a China, los ejemplos, y sus escalofriantes consecuencias, abundan" Klein tiene a su cargo la cátedra Miliband en la London School of Economics y es doctora honoris causa en derecho por la Universidad de Kings Collage, de Nueva Escocia A continuación se presenta un fragmento del primer capítulo (el libro está compuesto de seis), El laboratorio de la tortura, Ewen Cameron, la CIA y la maniaca obsesión por erradicar y recrear la mente humana, que abre con dos citas: "Sus mentes son como tablas rasas sobre las que nosotros podemos escribir: Doctor Cyryl JC Kennedy y doctor David Anchel, sobre los beneficios de la terapia de electroshock, 1948 "Fui al matadero para observar lo que llamaban ?matanza eléctrica?, y vi que fijaban grandes tenazas metálicas en las sienes de los cerdos, cuyos extremos estaban conectados a una corriente eléctrica de 125 voltios En cuanto los cerdos tocaban las tenazas, caían inconscientes, se ponían rígidos Durante este periodo de inconsciencia (coma epiléptico), el carnicero mataba y sangraba a los animales sin dificultad alguna" Ugo Cerletti, psiquiatra, acerca de su ?invención? de la terapia de electroshock, en 1954 * * * "Ya no hablo con periodistas", dijo la voz tensa que se oía al otro lado del hilo telefónico Y luego una diminuta ventana de esperanza: "¿Qué quiere?" Me doy cuenta de que tengo unos veinte segundos para convencerla, y no será fácil ¿Cómo puedo explicarle a Gail Kastner lo que quiero de ella, el viaje que me ha llevado a llamar a su puerta? La verdad suena tan extraña: "Estoy escribiendo un libro sobre el shock Y sobre los países que sufren shocks: guerras, atentados terroristas, golpes de Estado y desastres naturales Luego, de cómo vuelven a ser víctimas del shock a manos de las empresas y los políticos que explotan el miedo y la desorientación frutos del primer shock para implantar una terapia de shock económica Después, cuando la gente se atreve a resistirse a estas medidas políticas se le aplica un tercer shock si es necesario, mediante acciones policiales, intervenciones militares e interrogatorios en prisión "Quiero hablar con usted porque creo que es una de las personas que ha sobrevivido al mayor número de shock Usted fue víctima de los experimentos clandestinos de la CIA con electroshock y otras cosas denominadas ?tecnicas especiales de interrogatorio? Y por cierto, creo que los frutos de las investigaciones para las cuales usted fue una cobaya humana se están utilizando con los prisioneros de Guantánamo y Abu Ghraib" No, desde luego que no puedo decirle eso Así que me limito a contestar: "Hace poco estuve en Irak y trato de entender el papel que juega allí la tortura Nos dicen que se trata de obtener información para construir un Estado modelo, borrando las mentes y los cuerpos de las personas y volviéndolos a crear desde cero"

Comentarios