La CE "seguirá de cerca" el caso de Edmundo Reyes y Alberto Cruz Sánchez

miércoles, 16 de abril de 2008
* La "desaparición forzada" de los dos presuntos integrantes del EPR, es crimen de lesa humanidad, afirma México, D F, 15 de abril (apro)- La Comisión Europea (CE) pondrá especial atención en el caso de la "desaparición forzada" de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, presuntos integrantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR) Así lo dio a conocer hoy la comisaria europea de Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, quien señaló que, "desde fines de 2007, la Comisión sigue el caso y está en contacto con fuentes independientes y organizaciones no gubernamentales para obtener el máximo de información posible sobre el particular" El eurodiputado español, Raúl Romera, promovió el caso de la desaparición forzada de los presuntos eperristas en esa instancia internacional para dar seguimiento ante las autoridades mexicanas En su texto, Romeva instó a la Unión Europea a actuar en el marco del acuerdo de asociación existente entre la UE y México, con el fin de ayudar a la resolución de caso "La desaparición forzada es un grave crimen de lesa humanidad", dice "De conformidad con la cláusula de Derechos Humanos que rige el acuerdo de asociación entre México y la Unión Europea, ésta no puede tolerarlo" Reyes Amaya y Cruz Sánchez desaparecieron en el estado de Oaxaca el 25 de mayo de 2007 Testigos afirman haber visto cuando ambos fueron detenidos por Alejandro Barrita Ortiz, jefe de la policía local y llevados a la Procuraduría General de Justicia del estado de Oaxaca en esa fecha Barrita Ortiz fue asesinado a balazos por sujetos desconocidos en Oaxaca el 30 de enero de 2008 El EPR se deslindó del homicidio del jefe policiaco en un comunicado hecho a través de internet En diciembre, el Poder Judicial federal tipificó los casos como desapariciones forzadas "Es la primera vez que un juez mexicano declara que existe la desaparición forzada en México", dijo Romeva La comisaria Ferrero-Waldner dijo estar "conciente" de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México está investigando el caso, y se propone a "hacer un seguimiento del problema manteniendo contacto con las autoridades mexicanas"

Comentarios