"Una farsa", orden de detención contra Kamel Nacif: Lydia Cacho

jueves, 17 de abril de 2008
* Se busca que el caso no llegue a instancias internacionales, considera la periodista México, D F, 16 de abril (apro-cimac)- Como "una farsa", consideró Lydia Cacho Ribeiro, en entrevista telefónica, la solicitud de órdenes de captura que la Procuraduría General de la República (PGR) emitió en contra del empresario Kamel Nacif Borge y cinco policías de Puebla, como presuntos responsables de la detención y presunta violación de garantías individuales de la periodista, según informó La Jornada en su edición del miércoles Lydia Cacho, autora del libro Los demonios del edén, donde denuncia una red de pederastia que involucra a Succar Kuri y se menciona al empresario de origen libanés Kamel Nacif Borge, fue detenida en Cancún y llevada a Puebla, en diciembre de 2005, como parte de una venganza, en una presunta concertación de autoridades, donde estarían implicados el gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, y Blanca Laura Villeda, entonces procuradora local Las órdenes de captura emitidas por la PGR son una estrategia --dijo hoy Cacho Ribeiro-- para evitar que el caso llegue a instancias de justicia internacionales No se trata de lograr la justicia porque, además, los delitos que se imputan a Nacif Borge y a los policías José Montaño Quiroz, Jesús Pérez Vargas, María Irene Arteaga Rangel y Verónica Chávez Cruz, así como al comandante Raymundo Rodríguez Rocha, no son del fuero federal, y por tanto no se consideran graves, son del fuero común, y pueden solicitar amparos para evitar la cárcel El expediente 02/FEADP/06, destacó el diario citando "altos mandos" de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas, fue turnado a un juez del fuero común en Cancún, Quintana Roo, porque un juez federal, con sede en el Reclusorio Sur, en el Distrito Federal, se declaró incompetente Entonces un tribunal unitario determinó que los delitos de asociación delictuosa y proporcionar datos falsos a una autoridad, en el caso de Kamel, así como abuso de autoridad, por parte de los policías poblanos, son ilícitos del fuero común y no están tipificados como graves El expediente del caso, agregó el rotativo, se concluyó en enero de este año y puesto a consideración de un juez federal "bajo el mayor sigilo", pues los señalados como principales acusados en este asunto, Blanca Laura Villeda Martínez y el gobernador poblano, no se mencionan como responsables de ningún ilícito No así en el caso de Kamel Nacif, quien, según el expediente, habría incurrido en asociación delictuosa y en proporcionar información falsa a una autoridad distinta a la judicial, pues se pudo acreditar que formuló amenazas contra Cacho Ribeiro

Comentarios