Cuestiona CNDH las declaraciones de Álvaro Uribe

sábado, 19 de abril de 2008
Campeche, Camp , 18 de abril (apro)- El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes Fernández, calificó como "poco serias" las declaraciones del presidente de Colombia Álvaro Uribe, quien, de visita en Cancún, Quintana Roo, y "sin ninguna prueba", acusó de delincuentes, terroristas y guerrilleros a los universitarios mexicanos fallecidos en el campamento de las FARC, bombardeado por el ejército colombiano en territorio ecuatoriano "No se pueden hacer declaraciones gratuitas Sólo se hacen acusaciones de esta naturaleza cuando existen pruebas sólidas, porque si no, estamos degradando la función pública de modo infamante", dijo Entrevistado durante su visita a Campeche, donde asistió al informe de la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Martha Patricia Lara Guerrero, el ombudsman acotó que, hasta el momento, el gobierno de Colombia no ha aportado pruebas fehacientes de sus dichos y por lo tanto no se pueden tomar en serio esas declaraciones Por otra parte, Soberanes rechazó que en la acción de inconstitucionalidad que la CNDH promueve ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra las reformas que despenalizan el aborto en el Distrito Federal, el organismo utilice elementos de tipo moral o religioso "Nosotros planteamos esto como una cuestión estrictamente de orden jurídico", sostuvo, y afirmó que, quien asegura lo anterior, lo hace con afán de denostar a la CNDH Así mismo, durante la firma del Convenio de Colaboración entre la CNDH, en su carácter de Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura de México, y la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Campeche, Soberanes afirmó que la tortura es una de las más crueles expresiones de violación a los derechos humanos, considerada en los ámbitos nacional e internacional como delito de lesa humanidad Recordó que, el 11 de julio de 2007, la CNDH aceptó la invitación del Estado mexicano para fungir como el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura de México, de acuerdo con lo establecido en el Protocolo Facultativo de la Convención Contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, ratificado por el Senado de la República el 11 de abril de 2005, que entró en vigor el 22 de junio de 2006 Comentó que dicho Protocolo refleja la preocupación de la Organización de las Naciones Unidas sobre la práctica de la tortura y otros malos tratos, ya que, a pesar de las normas y mecanismos establecidos para combatirlos a nivel internacional, esas abominables prácticas persisten y se extienden por todo el mundo Explicó que, dada la gravedad que implica la práctica de la tortura, se desarrolló un mecanismo para combatirla de manera distinta y novedosa, desde la perspectiva de su prevención, y añadió que la estrategia se basa en la idea de que cuanto más abiertos y transparentes sean los lugares de detención, menores serán los abusos que ahí se cometan Dijo que, "al ser los lugares de detención, por definición, espacios cerrados y a veces herméticos al mundo exterior, las personas privadas de su libertad se encuentran en alarmante situación de vulnerabilidad e indefensión ante los abusos de toda índole que pueden padecer, incluyendo tortura, malos tratos y otras violaciones a derechos humanos "Además, el ejercicio de sus derechos y la satisfacción de sus necesidades básicas dependen en exclusiva de las autoridades a cargo del lugar de detención", agregó

Comentarios