Sugiere Obama reemplazar el Plan Mérida por una estrategia regional de combate al narco

sábado, 24 de mayo de 2008
* Combatirá la "globalización de los estómagos vacíos" Washington, 23 de mayo (apro) - El casi seguro candidato demócrata a la presidencia estadunidense, el senador Barack Obama, trazó su política hacia América Latina: prevé el combate "a la globalización de los estómagos vacíos" y el reemplazo del Plan Mérida por una estrategia regional de combate al narcotráfico "Es momento de trabajar juntos para descubrir las prácticas más eficaces a través del hemisferio y formular políticas apropiadas para cada país", declaró Obama al exponer las políticas estadunidenses en caso que ganara la presidencia en las elecciones del próximo 4 de noviembre Agregó que bajo un eventual gobierno demócrata se restablecerían las políticas del vecino adinerado que no se olvida de los países latinoamericanos pobres: "No podemos ignorar el sufrimiento que existe al sur de nuestra frontera, ni permitir la globalización de los estómagos vacíos", dijo Destacó, así mismo, que los gobiernos de la región tienen responsabilidad en la creciente pobreza, pero aclaró que Estados Unidos debe hacer su parte Por ello, prosiguió, "aumentaré de manera significativa nuestra ayuda para las Américas y me dedicaré a lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio, sobre la reducción a la mitad de la pobreza global para el 2015" Sobre el combate al crimen organizado, ofreció: "En el primer año de gobierno ordenaré al procurador general y al secretario de Seguridad Interior que se reúnan con sus homólogos de las Américas para buscar la unidad de esfuerzos; además, proveeremos recursos y pediremos que cada país haga lo propio", subrayó Obama en un discurso que pronunció en Miami, Florida "Nuestro apoyo estará vinculado con puntos de referencia claros a operaciones antinarcóticos, procedimientos contra la corrupción, reducción del crimen y detenciones de los capos del narcotráfico", añadió Sin embargo, a Obama todavía le hace falta competir en tres elecciones internas con su colega la senadora Hillary Rodham Clinton, de aquí al 3 de junio, para oficialmente convertirse en el abanderado presidencial demócrata que enfrentará al republicano John McCain El plan para la relación con América Latina con una presidencia encabezada por Obama se concentra en cinco puntos El primero, apunta a una diplomacia de negociaciones directas para esparcir la democracia y promover los valores e ideales estadunidenses El siguiente paso consistiría en permitir el envío de remesas y los viajes de estadunidenses a Cuba Un tercer tema plantea la creación de una Alianza Energética para las Américas, una iniciativa regional de energía para desarrollar alternativas y promover un crecimiento limpio y sustentable El cuarto punto consiste en lanzar una iniciativa regional de seguridad para desarrollar una nueva forma de combatir la criminalidad y el tráfico de narcóticos Finalmente, redefiniría programas de asistencia para el desarrollo en América Latina con miras a la promoción del crecimiento económico; además prevé restablecer el cargo de enviado especial para las Américas, y abrir más consulados estadunidense en la región, así como ampliar los programas de apoyo voluntario conocido como Peace Corps Obama aclaró que, en el tema del combate al narcotráfico, la Iniciativa Mérida es insuficiente, pues no dedica suficientes recursos para apoyar a los países a enfrentar el creciente problema del narcotráfico y las pandillas Frente a la crisis energética, Obama propuso establecer compromisos con una visión más amplia que los acuerdos bilaterales, lo que implicaría el trabajar con organismos multilaterales de crédito como el Banco Mundial (BM), Organización de los Estados Americanos (OEA) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID) "Nos sentaremos con México, Brasil y Chile para estudiar las oportunidades y los riesgos de la energía nuclear en el hemisferio? Este es el único papel que puede jugar Estados Unidos Podemos ofrecer más que la tiranía del petróleo", puntualizó el senador Obama Destacó que sus planes contrastan claramente con los de McCain, quien sólo ofrece dar continuidad a las mismas políticas de Bush, por lo que advirtió que una nueva presidencia republicana, dejaría en el olvido a América Latina En materia comercial, Obama también marcó su distancia frente a McCain, pues cabe destacar que el Partido Demócrata ya expresó su intención de hacer un paréntesis en la creación de acuerdos de libre comercio, así como revisar los vigentes, como es el caso del TLCAN firmado con Canadá y México "No podemos aceptar un comercio que ayude solamente a los que están en la cima económica perjudicando a los que menos tienen, es hora de entender que el propósito de nuestras políticas de comercio tiene que ser un comercio que funcione para todo el pueblo, en todos lo países", enfatizó

Comentarios