Las crónicas de Narnia: el príncipe Caspian

lunes, 26 de mayo de 2008
México, D F, 26 de mayo (apro)- Dirigida de nuevo por Andrew Adamson, Las crónicas de Narnia: el príncipe Caspian es la segunda entrega de la saga creada por CS Lewis, una cinta infantil llena de acción, criaturas mágicas y valores cristianos, capaz de emocionar a cualquier pequeño y a uno que otro adulto, y también de generar buenos ingresos en taquilla La película gira en torno al príncipe Caspian (Ben Barnes), heredero al trono de los Telemarine, la raza gobernante de Narnia Nuestro héroe, huérfano de padre, se ve en peligro de muerte cuando su tío, Lord Miraz (Sergio Castellitto), decide que es momento de usurpar el trono, sobre todo ahora que ha nacido su hijo varón Gracias a su mentor, un profesor bonachón (Vincent Grass), Caspian huye al bosque de Narnia, un lugar donde supuestamente no deben ir los humanos puesto que se cree que ahí habitan criaturas mágicas (aunque es probable que esto sea un mito, puesto que los Telemarines acabaron con ellas hace mucho tiempo) Sin embargo, el bosque aún está habitado por criaturas mágicas que esperan que los cuatro reyes regresen para poder ser libres de nuevo Para esto, han pasado 1,300 años desde que los susodichos monarcas, Peter (William Moseley), Edmund (Skandar Keynes), Susan (Anna Popplewell) y Lucy (Georgie Henley), estuvieron en Narnia, o bueno, según el punto de vista, pues para los cuatro hijos de Adán ha transcurrido sólo un año En fin, el caso es que los chicos Pevensie regresan a Narnia sólo para descubrir que su reino está hecho pedazos, sus súbditos han sido subyugados y que Aslan no parece tener intenciones de regresar Los muchachos y el príncipe Caspian deberán unir fuerzas para restablecer el orden y la justicia en Narnia, pero todo esto parece una misión imposible, pues el ejército de Lord Miraz es sumamente superior Los efectos visuales están bastante bien, nada impresionante, pero bien Las escenas de acción son fabulosas, muchos espadazos y muertes, lo cual añade a esta historia cierto toque sombrío, pero nada para escandalizarse Al final, los mensajes de CS Lewis convierten a ésta cinta en una historia sumamente linda, perfecta para los que buscan mensajes positivos El mayor defecto que posee El príncipe Caspian es que la trama se apresura un poco, lo cual no nos da tiempo para asimilar muchos sucesos y transformaciones de la historia, pero en general la cinta funciona muy bien Cabe resaltar la actuación de Demián Alcázar en el papel del villano Lord Sopespian, quien tiene bastante peso en la historia

Comentarios