Rechaza Alta Comisionada de la ONU en México lo dicho por Soberanes

viernes, 30 de mayo de 2008
* Incalcaterra no quería irse para "disfrutar" de un mdd que le daría EU como parte de la Iniciativa Mérida, declaró el titular de la CNDH México, D F, 29 de mayo (apro)- La Oficina en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) rechazó las aseveraciones de José Luis Soberanes, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, quien aseguró que Amerigo Incalcaterra no quería irse del país porque quería "disfrutar" de un millón de dólares que le daría el gobierno de Estados Unidos como parte de la Iniciativa Mérida "Frente a afirmaciones recogidas por la prensa sobre la posible recepción y distribución de fondos relacionados con dicho plan por parte de ésta institución, la Oficina desmiente categóricamente tales versiones y desea informar a la opinión pública que las mismas son incorrectas y sin fundamento", señaló en un comunicado la oficina de la ONU Incalcaterra, responsable de la oficina para derechos humanos de la ONU en México, dejó su puesto el viernes pasado en medio de versiones sobre presuntas presiones del gobierno de Felipe Calderón y del doctor Soberanes El gobierno federal y Soberanes se inconformaron por las declaraciones del diplomático italiano quien, desde su llegada al país, denunció la crisis de derechos humanos en el país, criticó el uso del Ejército para labores policiales y consideró "valioso" un informe de Human Rights Watch, en el que hizo una evaluación critica de la actuación de la CNDH Sergio Aguayo, defensor de derechos humanos, corroboró estas presiones oficiales, al publicar ayer una carta de Soberanes dirigida a la Alta Comisionada de la ONU, Louise Arbour, con fecha del 24 de marzo pasado, en la cual le pide tomar cartas en el asunto ante lo "inadecuado" del proceder de Incalcaterra En respuesta, en una gira por Durango el martes pasado, Soberanes dijo que el funcionario de la ONU se iba por otras razones: "Eso explica el coraje de Incalcaterra cuando le dijeron que se fuera: ya no iba a disfrutar de ese millón de dólares, y por eso se agarraba de uñas y dientes", acusó Soberanes argumentó que, entre las propuestas de la Iniciativa Mérida, "se menciona la asignación de fondos de Estados Unidos por el equivalente a un millón de dólares, a la Oficina en México del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, para distribuirlos prácticamente a discreción, conforme a criterios que hasta ahora no han sido dados a conocer" Y cuestionó: "¿Cuál sería la base jurídica para que organizaciones privadas asuman de ese modo un papel no sólo peligroso, sino además ilegal?" Añadió que diversos grupos de presión, en México y en Estados Unidos, han insistido en condicionar la cooperación financiera bilateral contra el crimen organizado mediante el establecimiento de acciones de monitoreo, supervisión y certificación en materia de derechos humanos En este sentido, afirmó que, al igual que ocurrió con el Plan Colombia, "los cuantiosos recursos financieros puestos en juego atrajeron múltiples intereses políticos y económicos, legítimos y no" Ante estas acusaciones, la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, emitió hoy un comunicado, en el que informa que, en relación con las propuestas en discusión en el Congreso de Estados Unidos en torno a la Iniciativa Mérida, "no ha tenido y no tiene ningún tipo de vinculación" Además, desmintió categóricamente las acusaciones del presidente de la CNDH, al afirmar que son "incorrectas y sin fundamento"

Comentarios