Exige el EPR al gobierno deje de hostigar a luchadores sociales

jueves, 12 de junio de 2008
México, D F, 11 de junio (apro)- El Ejército Popular Revolucionario (EPR) exigió al gobierno federal cesar el hostigamiento contra los luchadores sociales, la promulgación de una ley de amnistía e insistió en la presentación con vida de sus dos compañeros desaparecidos el año pasado A través de un comunicado, el grupo rebelde denunció que el gobierno federal viola derechos humanos en comunidades donde ha puesto en marcha operativos militares en busca de luchadores sociales El grupo armado acusó al Ejército Mexicano de actuar de "forma intimidatoria" en las comunidades indígenas, "cateando domicilios, preguntando por presuntos delincuentes o infractores de la ley, buscando en realidad a luchadores sociales" Explicó que en los operativos el Ejército utiliza helicópteros artillados para hacer vuelos rasantes sobre las comunidades, "haciéndose acompañar por informantes que son exmilitares" En la lista de acusaciones contra las tropas militares, el grupo armado destacó la detención, sin órdenes de aprehensión, de luchadores sociales, el despojo de las escasas pertenencias de los indígenas, la corrupción y prostitución de menores, así como la siembra de semillas de enervantes en las parcelas para después "llevar camarógrafos de televisión para que testifiquen que sí hay" droga sembrada El EPR criticó la presencia de Felipe Calderón en la región mixteca de Guerrero y Oaxaca para presentar su programa de asistencia social y prometer el cumplimiento de sus promesas, "omitiendo que sus funcionarios son una pléyade de corruptos y sinvergüenzas, delincuentes de cuello blanco? empezando por J Camilo Mouriño, delincuente confeso de sus negocios con Pemex" El grupo insurgente reiteró que en México sigue practicándose la desaparición forzada y hay presos políticos, contra lo afirmado por el mismo secretario de Gobernación en días pasados Señaló que "Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez son sólo un caso de los 75 que existen en el país, delito imprescriptible de lesa humanidad que fue ordenado por el jefe nato de las fuerzas armadas de México, que Felipe Calderón Hinojosa, en complicidad con el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz" Al respecto, señaló que Ulises Ruiz sabe perfectamente bien quién tiene a sus compañeros y quiénes los torturaron El EPR apuntó que la presencia de Calderón en las zonas indígenas de Oaxaca y Guerrero, la semana pasada, tiene como objetivo "tratar que los tiempos se alarguen con la comisión de mediación", creada para buscar la liberación de los eperristas, por lo que consideró que el presidente "no tiene honor ni decoro" En el comunicado el EPR demandó "respeto irrestricto" a los luchadores sociales; el traslado de presos políticos del penal de La Palma (sic) a cárceles comunes; la promulgación de una amnistía federal, y la presentación de sus compañeros desaparecidos

Comentarios