Exige Greenspan un marco legal amplio para la IP en aguas profundas

sábado, 14 de junio de 2008
* El expresidente de la FED felicita a Calderón por haber avanzado en el tema México, D F, 13 de junio (apro)- Alan Greenspan, expresidente de la Reserva Federal estadunidense (FED), felicitó al presidente Felipe Calderón "por haber avanzado hasta donde lo ha hecho" al proponer una reforma petrolera que permite la participación de empresas privadas en la exploración y explotación en aguas profundas "Coincido en la esperanza, de muchos, de que (el presidente) tenga éxito", dijo en videoconferencia desde Washington durante su participación en la Expo Management 2008 que concluyó este viernes Sin embargo, reconoció que la reforma funcionará sólo si la legislación propuesta es suficientemente atractiva para las empresas que tienen la tecnología para aguas profundas Greenspan, quien estuvo casi 20 años al frente de la FED ?desde el gobierno de Ronald Reagan hasta George W Bush, pasando por Bush padre y Bill Clinton--, reconoció la fuerte oposición que hay en México para hacer cambios en Pemex, pues ?consideró-- a la sociedad mexicana le hace mucho ruido el término privatización y siempre se pone por delante la Constitución Lo importante ahora ya no es lo que se hizo en el pasado, sino establecer una política que aborde de manera clara el problema, dijo y agregó que la cuestión importante es saber si la legislación propuesta podrá atraer suficientemente la inversión privada para aguas profundas, capaz de detener la "increíble y rápida" declinación en la producción de crudo De cualquier manera, reiteró, "el presidente (Felipe Calderón) merece una felicitación por avanzar hasta donde lo ha hecho, y yo coincido en la esperanza, de muchos, de que tenga éxito" Ya antes, el llamado gurú de la economía internacional ?cuyas declaraciones siempre tenían la capacidad de hacer reaccionar a los mercados financieros-- había hecho referencias similares a la situación de la industria petrolera mexicana En su libro reciente de memorias La era de las turbulencias escribió: "Petróleos Mexicanos (Pemex), el monopolio petrolífero de propiedad gubernamental?, se tambalea A menos que la compañía obtenga una asistencia extranjera, hasta el momento prohibida, para la perforación de profundidad, sus envejecidas reservas menguarán" Y si manifestó su beneplácito por la reforma petrolera propuesta por el gobierno federal, no se mostró muy convencido de que pueda ser exitosa la estrategia ?contracíclica? (apuntalada por grandes inversiones en infraestructura) con la que el gobierno mexicano quiere enfrentar la crisis de la economía mundial, sobre todo los coletazos de la desaceleración estadunidense Antes de la participación de Greenspan, el turno fue de Eduardo Sojo, secretario mexicano de Economía, quien afirmó que con las fuertes inversiones en infraestructura, el país logrará crecer ?28% este año y 52 al finalizar el sexenio-- y generar muchos empleos, al menos unos 500 mil este 2008 Es decir, con esa estrategia, la economía marchará positivamente contra el ciclo económico mundial de nulo o bajo crecimiento Sin embargo, Greenspan consideró que los proyectos de construcción de infraestructura son de larga maduración y pasa mucho tiempo para que contribuyan a resolver problemas de fondo Entonces, sugirió, si va a haber una política de ?contraciclo?, será necesario tener la capacidad de pronosticar los altibajos del ciclo; es decir, saber cuándo el ciclo presenta ventajas y cuándo desventajas, puesto que no es cuestión simplemente de agregar o de restar, a menos que se trate de proyectos de corto plazo Sostuvo que en ese tipo de estrategias hay que abordar dos problemas: cuál es el tiempo de maduración de esas políticas y proyectos, y cuál es la capacidad del gobierno de saber cuándo nos encontramos en desventaja dentro del ciclo para poder aplicar las medidas correctas "El ?contraciclo? es bueno en muchos aspectos, pero es mucho lo que debe mejorarse", dijo Eduardo Sojo, en cambio, triunfalista de principio a fin en su exposición, insistió en que el camino elegido por el gobierno mexicano ha sido el correcto, al grado que la desaceleración estadunidense "sí ha impactado, pero mucho menos de lo que esperábamos"

Comentarios