Denunciar violencia intrafamiliar, insta Calderón a mujeres

martes, 1 de julio de 2008
* Dice que su gobierno se ocupa de "hacer el bien" sin sellos partidistas México, D F, 30 de junio (apro)- El presidente Felipe Calderón pidió hoy a las mujeres no dejarse golpear ni permitir maltratos por parte de los hombres De gira por el Estado de México, en un discurso pronunciado en Almoloya de Juárez reconoció el trabajo de las mujeres, pues son ellas quienes trabajan duro y siempre son más responsables en el manejo del dinero que ingresa a los hogares, sobre todo porque existen algunos hombres que "ni pichan, ni cachan, ni dejan batear" Expuso ante cientos de mujeres: "Les quiero decir a todas que no está bien, que está muy mal que les peguen en la casa; que no se dejen y, si las golpean, maltratan o insultan, aquí estamos nosotros, vayan al Instituto de las Mujeres Le voy a pedir al alcalde, a su esposa, a que en coordinación con la mía (Margarita Zavala) nos entendamos" En compañía de su gabinete social y del gobernador priista Enrique Peña Nieto, subrayó que los apoyos del Programa Oportunidades se entregan a las mujeres "porque, serán peras o manzanas, pero las mujeres son más responsables con el dinero, los hombres lo perdemos" Antes, en Temoaya, Calderón aseguró que su gobierno se ocupa de "hacer el bien" sin sellos partidistas Sostuvo, ante más de 10 mil indígenas otomíes y mazahuas, que su gestión procura "servir a la gente, de hacer el bien sin mirar a quien" Así mismo, anunció la entrega de ocho carreteras con recursos de la Comisión de Pueblos Indígenas y la ejecución de 47 obras más para el mismo número de municipios a lo largo del próximo semestre Calderón fue recibido en verbena y, al compás del grupo Renovación Otomí, se dispuso a bailar con las mujeres indígenas que de inmediato lo tomaron del brazo y lo condujeron a la improvisada pista En el segundo punto de esta gira, el titular del Ejecutivo bailó una melodía que en la comunidad se conoce como Chimareku, que es una canción que se entona en las bodas El presidente compartió los pasos de baile con varias de las asistentes, al tiempo que el gobernador Enrique Peña Nieto, algo sonrojado, hacía lo propio Al final se integró al convite la esposa de Calderón, Margarita Zavala, quien también alcanzó a practicar unos pasos en la canción que entonó el grupo

Comentarios