Casi mil quejas contra el ejército ha recibido la CNDH en el actual sexenio

sábado, 12 de julio de 2008
MÉXICO, D F, 11 de julio (apro)- Al presentar un paquete de ocho recomendaciones a la Secretaría de la Defensa Nacional por casos de tortura, asesinato y retenciones ilegales de parte de miembros del Ejército, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, José Luis Soberanes, argumentó que se debe a una falta de conocimiento de la competencia por parte de las autoridades militares En una conferencia de prensa Soberanes informó que del 1 de diciembre de 2006 al 17 de mayo de 2008, la Comisión ha recibido 983 quejas contra militares, de las cuales la mayoría han sido durante el gobierno de Felipe Calderón por ejercicio indebido de la función pública, cateos ilegales, tratos crueles, detenciones arbitrarias y asesinato de ocho personas Todas en el marco de la lucha contra el narcotráfico Soberanes precisó que los miembros del Ejército deben tomar en cuenta que su tarea es apoyar a la seguridad pública y no ejercer las funciones de las autoridades civiles, como la detención y castigo de presuntos responsables de delitos "Queda claro que la función del instituto armado en materia de seguridad pública sólo puede realizarse a petición expresa de la autoridad civil, debidamente fundada y motivada, por lo que no corresponde al Ejército Mexicano la labor de investigación de los delitos, ni la implementación de estrategias de prevención del mismo, ni el resguardo o retención de personas, ni mucho menos la aplicación de sanciones, sino que su participación en dichas tareas debe realizar únicamente en auxilio y de forma subordinada a las autoridades civiles "El conocimiento de lo anterior por parte de los elementos del Ejército Mexicano, tanto de los jefes, oficiales, personal de servicios periciales, así como del personal de tropa, podría evitar muchas de las violaciones a los derechos humanos, como las que el día de hoy se documentan", dijo el titular de la CNDH Entre los casos que generaron las recomendaciones están el de José Fausto Gálvez Munguía, a quien los militares de la 40 Zona detuvieron en el "cerro de la Lesna", Sonora, ubicado en la frontera con Estados Unidos, bajo el argumento de que era narcotraficante; fue torturado tortura con puntas de madera en los dedos y golpes hasta dejarlo inconsciente en el desierto También está el caso del municipio de Badiraguato, Sinaloa, donde el 26 de marzo pasado un grupo de militares disparó contra un vehículo y mató a cuatro personas, entre ellas dos menores de edad En la conferencia Soberanes reiteró la petición para que el Ejecutivo federal fije la fecha en que el Ejército dejará de colaborar en actividades de seguridad pública

Comentarios