El PAN se resquebraja

domingo, 20 de julio de 2008
Porfirio Muñoz Ledo sentencia que Felipe Calderón no está gobernando y que es factible que no termine su gestión En entrevista con Proceso asegura: el verdadero factótum es Carlos Salinas de Gortari "El calderonismo es la etapa final del salinato Estamos viviendo el fin de régimen Es como en la época terminal de los Borbones Carlos Salinas es el producto degradado de una dinastía en ocaso", sentencia Porfirio Muñoz Ledo, coordinador del Frente Amplio Progresista (FAP), en la edición 1655 de Proceso Protagonista de la política mexicana desde hace cuatro décadas, adversario de los tecnócratas desde su ascenso en la época de José López Portillo, promotor de la ruptura interna del PRI en 1988, fundador del Frente Nacional Democrático ?que luego se transformó en Partido de la Revolución Democrática, y del que incluso fue presidente entre 1993 y 1996 ?, aliado de Vicente Fox en 2000 y crítico frontal del gobierno de Felipe Calderón, Muñoz Ledo sostiene que el nuevo protagonismo de Salinas de Gortari es un síntoma de la debilidad del régimen y de la falta de legitimidad del actual gobierno Según él, "Calderón no termina el sexenio" Y advierte: "No estoy llamando ni al complot ni a la revolución Estoy apelando al sentido democrático Calderón no tiene con qué gobernar No está gobernando Ya apareció el verdadero padrino de la clase política: mientras él estaba en China, Salinas de Gortari se placea, es invitado a las bodas, negocia la reforma energética" En vísperas de la presentación de su nuevo libro, La ruptura que viene, quien fuera dirigente nacional del PRI y del PRD subraya en entrevista con Proceso que "vuelve el 88 en todos sus sentidos"; califica como una "tontería" el encuentro secreto que sostuvieron hace 20 años Cuauhtémoc Cárdenas y Carlos Salinas de Gortari, los dos grandes enemigos políticos de entonces, y advierte que en el PAN "ya se abrió la guerra interna", destaca el semanario en su número 1655

Comentarios