Modernismo de E.U. en el museo dolores olmedo

lunes, 21 de julio de 2008
MÉXICO, D F, 16 de julio (apro)- El museo Dolores Olmedo de la Ciudad de México presenta una novedosa e interesante exposición sobre modernismo en el arte de los Estados Unidos, compuesta por 46 pinturas de las colecciones del Museo de Arte Moderno de San Francisco y Walker Art Center, California Los 24 autores de esas obras forman parte de un movimiento vanguardista en su época que impulsaron propuestas de renovación artística y provocaron un parteaguas en la plástica en aquel país, durante la primera mitad del siglo XX Recordemos que a principios de 1900 surgieron los grandes cambios del arte que determinaron los senderos de la cultura actual, con el Puntillismo de los Impresionistas franceses (herederos de Van Gogh, el último Rendir o Seurat) y el Cubismo en Europa (Pablo Picasso, el italiano Modigliani y Diego Rivera, de México), para proseguir tiempos oscuros de conflagración, tales como la Primera Guerra Mundial, la tremenda crisis en la llamada Era de la Depresión en EU, por 1929, el crimen organizado de las mafias en Chicago y una serie de acontecimientos que transformaron la historia, amén de un notable desarrollo tecnológico e industrial, confort y movimientos sociales de liberación que repercutieron directamente en la manera de abordar un arte de cambio, protesta y paradoja Vale la pena mencionar que el Modernismo llega a los Estados Unidos para instalarse de forma significativa como amplio espejo de las propuestas estéticas del Viejo Continente En 1913, se realizó una sensacional exposición en Nueva York, con el trabajo de artistas de avanzada, como el francés, Paul Cézanne, nuestro antes citado genio español, Picasso, y la gloria surrealista del galo, Marcel Duchamos, entre otros muchos visionarios, donde las líneas de ruptura a los cánones tradicionales del siglo XIX fue contundente Los resultados se orientaban hacia corrientes que trascendieron el Impresionismo o los "escandalosos" retratos de cubistas en su momento catalogados de "excéntricos", mal comprendidos y contra los cuales los convencionalistas utilizaron mil y un insultos Pero fue gracias a estos avances futuristas que la abstracción pudo triunfar y abrió auténticos estilos de una expresión de talento inagotable para repensar las artes plásticas Por supuesto, dichas propuestas marcaron los signos vitales también en aquellas concepciones donde se intentaba retratar imágenes en campos como la arquitectura art nuveau y la industria (destacando las invenciones escandinavas y el Funcionalismo), pero ofrecieron mayor campo a los lejanos mundos del arte nativo desde América Latina, África u Oceanía, para destacar los talentos de expresionistas (Klimst, Munich) o los magos estelares del Fauvismo, todos impregnados de gran fantasía y profundidad psicológica rumbo al Surrealismo (Dalí) Cada artista con su peculiar trazo para sentir la vida proporcionó en su obra artística la fe de su labor interpretativa de lo figurativo o la abstracción, los horrores de pesadilla por vivir en tiempos bélicos, la pobreza y las injusticias raciales replanteando el juicio que integra precisamente los conceptos que conocemos como Modernidad, a través de su senda colorida y visual La muestra en el museo Dolores Olmedo centra su atractivo en nombres destacados, como el escultor, Alexander Calder, (quien arrancó alabanzas sin límite de la crítica mexicana cuando expuso, hace casi un cuarto de siglo, por primera vez, su tapicería en México), la impecable personalidad del retratista, Edward Hooper, y sus instantes Pop Art a ritmo de rock y sueños de American Dream, la excelsa Georgia O?Keeffe, Peter Blume, Jack Levine y George Luks entre otros muchos Así pues, esta exhibición con el lema de Arte Muy Norteamericanos estará abierta al público hasta el 5 de octubre, en los espacios agradables del Museo Dolores Olmedo (Avenida México 5843, colonia La Noria, Xochimilco) Donde las palomas Dentro del programa de recuperación lúdica del espacio público de la Ciudad de México, el artista mexicano Iker Vicente (1975-), egresado de la Escuela Nacional de Pintura Escultura y Grabado La Esmeralda, abre al público Donde las palomas hacen su nido, una "intervención" en la escultura del artista norteamericano, Alexander Calder, a partir de la figura magna El sol rojo (ubicada en la explanada del Estadio Guillermo Cañedo de Huipulco, en la Ciudad de México, también conocido como Estadio Azteca Iker Vicente ha dicho que el propósito aquí, además de ser "una intervención-homenaje a la obra de Calder", busca otorgarle nuevos equivalentes, "como fragmentos de un gran juguete interactivo", que permita al espectador dotar de energía a las "palomas" para que "vuelen" por el espacio aéreo circundando la citada escultura De tal modo, el público podrá ir recorriéndola "de arriba hacia abajo", para experimentar sensaciones distintas de El sol rojo "Es un ejercicio de mundos posibles, en el que se puede participar, dando energía a un objeto, donde la fuerza humana inmediata y la decisión personal se vuelven un elemento significativo, detonante de sentido", definió en sus conclusiones el joven Iker Vicente a la agencia APRO

Comentarios