Las "Fanfarrias olímpicas" de 1968 de Jiménez Mabarak

lunes, 25 de agosto de 2008
MÉXICO, D F, 20 de agosto (apro)- Es imposible pensar en unos Juegos Olímpicos que no tengan música en sus ceremonias de inauguración y clausura Durante su celebración se componen o utilizan piezas alusivas para acompañar la información en las transmisiones informativas del mundo Probablemente una de las obras sonoras breves que se han distinguido a lo largo de la historia deportiva, ha sido la Fanfarria Olímpica Mexicana de la era moderna, compuesta para la 19 Olimpiada México 1968 por Carlos Jiménez Mabarak (1916-1994) Antes de las premiaciones en cada justa de México 68 con los atletas recibiendo medallas y escuchando el himno correspondiente a sus países, sonaba la pegajosa Fanfarria Mexicana de la nación sede, y al concluir dichas ceremonias, se oía la otra Fanfarria encargada en 1968 por el Comité Olímpico Internacional (COI) a Leo Arnaud, con timbre menos brillante y épica oscura (amén de presentar retos en su interpretación por estar escrita para cornos franceses solamente) Las dos Alemanias (entonces separadas en Oriental y Occidental) se juntaron aquí para unificar su particular fascinación por nuestro país (también Rumania sintió un cariño especial por los mexicanos), y durante las fiestas, los encargados de la delegación olímpica alemana entregaron al COI y al comité mexicano una grabación significativa Se trataba de un disco LP con las casi cuatro horas del Olympische Hymne que Richard Strauss compuso para las Olimpiadas de Berlín 1936 La partitura se perdió en la segunda Guerra Mundial en Alemania y acababa de ser descubierta, por lo que los alemanes apresuraron una primera grabación de las casi cuatro horas que dura ese Himno Olímpico, y Juan Samaranch, entonces dirigente español del COI, entregó al presidente de México Gustavo Díaz Ordaz, y al del COI nacional, Mario Vázquez Raña, en discos LP Una versión sintética del Olympische Hymne se escucha en el documental de los llamados Juegos Olímpicos Nazi de 1936 Olympia que realizara la documentalista de Adolfo Hitler, Leni Riefenstahl, y que suena al concluir las escenas del maratón en la película Strauss era el compositor favorito de Hitler y el consentido de la aristrocracia austrohúngara de comienzos del siglo XX sobre todo por los llamados Valses de Strauss, como el Danubio Azul Resulta importante destacar que cuando Alemania organizó los juegos de Berlín en 1932, Hitler echó la casa por la ventana y el faustoso despliegue de la música de Strauss fue paradigmático para las subsecuentes composiciones en Olimpíadas futuras Leonard Bernstein creó, así mismo, un Olympic Hymn para Los Ángeles John Williams, uno de los autores más prolíficos cuyas obras han sido utilizadas en Juegos Olímpicos, escribió para Los Ángeles su Olympic Spirit: Summon the Heroes (para Atlanta 1996) y Call of the Champions (Utah 1992, Olimpíadas de Invierno) Las presentaciones televisivas de la fiesta en Atenas 2004 comenzaban y concluían con un tema suyo: Parque Jurásico Como todos sabemos, la música considerada más importante en Occidente durante la antigüedad es la de Grecia Son dos las temáticas divinas de sus cánticos y melodías, dedicadas a Apolo y Dionisios Un griego, célebre compositor Mikis Theodorakis creó para Barcelona 1992 la extraordinaria Oda a Zeus, y en Moscú 1980 otro compositor no menos famoso, el ruso Dimitri Shostakovich, había realizado Overtura Festiva Pero las Fanfarrias Olímpicas México 1968 de Jiménez Mabarak son sin duda las que más han gustado a través del tiempo Es un compositor que México tiene en el olvido y debería reconocérsele su gran valía por un montón de obras musicales Quizá su fanfarria no sea tan famosa como los Valses de Strauss, ni tampoco sea una obra como Así hablaba Zaratrustra, que popularizó el inglés Stanley Kubrick en su cinta 2001 Odisea Espacial (1969) Sin embargo, Marabak merece un sitio más importante para la cultura mexicana que no se le ha otorgado Así hablaba Mabarak Al fallecer Mabarak en 1994 tras una caída que sufrió en su casa de Cuautla, la destacada crítica de artes plásticas de origen argentino y nacionalizada mexicana Raquel Tibol, publicó, el 21 de junio de ese año en el semanario Proceso, sus distintas Conversaciones con Jiménez Mabarak, con el que le unió una amistad a través de los años Escribió: "La más breve de sus composiciones, de menos de un minuto, es la Fanfarria Olímpica, seleccionada en 1968 mediante concurso como símbolo auditivo de los XIX Juegos Olímpicos" En 1971 Mabarak dijo a Tibol: "Comparándolo con los medios musicales de los Estados Unidos, Europa y otros lugares, el nuestro es muy pobre; pero es muy importante no establecer comparaciones parciales porque nada ni nadie nos obliga a ser musicalmente más desarrollados cuando no lo somos en otros aspectos "Puesto que somos un país subdesarrollado el desarrollo no podía elegir a la música como su Cenicienta Si alguien sostiene que México no es subdesarrollado, yo afirmo que en música como en otras cosas estamos muy atrás, ¡demasiado! Pero esa constatación de atraso no deriva de comparaciones con culturas de otros países; estamos atrás con respecto a otros aspectos de la actividad humana en México "El industrial, por ejemplo Industrialmente, México ha crecido Que eso conlleva su cuota de enajenación, de neocolonización, lo sé; pero a ese pesar hay índices de crecimiento real Mas la enajenación entre los compositores es reprochable porque están pendientes de lo que pasa fuera para concluir de eso lo que se debe hacer aquí, y sólo toman en cuenta lo formal sin penetrar en el fondo de las motivaciones históricas, sociales y económicas que han dado origen al resultado artístico "Llega un compositor de Alemania y dice: `Allí Fulano está haciendo tal cosa y yo lo haré aquí' No lo podrá hacer porque en arte no se trabaja con la pura forma externa Esa actitud provoca una ruptura medular entre el artista y la sociedad Nosotros, músicos latinoamericanos, realizamos un esfuerzo que la sociedad casi no advierte Podríamos decir que trabajamos a pesar de la sociedad misma Parte de nuestro reducido público se contenta con la audición consuetudinaria de la música del pasado "Otra parte parece interesarse vivamente por las novedades que hacen ruido en el extranjero y que llegan a nuestros países precedidas por una cándida publicidad periodística A unos y a otros les preocupa muy poco lo que ocurre o debería ocurrir en nuestros países en materia musical Empero, sería imperdonable el que a nosotros mismos no nos preocupase tal situación y no nos detuviésemos un instante a considerar si gran parte de la culpa de nuestro enajenamiento no está en nuestra propia actitud como mexicanos y como artistas" Y también: "La vertiginosa evolución de la música ha deparado en lo que va del siglo una asombrosa cantidad de conquistas y de recursos estéticos de toda especie Entre ellos un conocimiento lúcido del mecanismo de la percepción sonora; el abandono de una serie de dogmas académicos y de procedimientos manidos y, en fin, la conciencia de que es posible hacer buena música con cualquier material sonoro, ya sea de origen mecánico o electrónico "La cantidad de posibilidades con que cuenta el compositor hoy no ha sido nunca tan rica en perspectivas Sólo puede comparársele, en número, la enormidad de malos compositores que ha prohijado la aparente originalidad que depara el simple uso de los nuevos materiales Pero, en cambio, la música parece haber perdido algo que es más importante que lo que ha ganado en recursos técnicos: su razón misma de ser como arte "Ha llegado a ser, en ocasiones, un simple juego en el que el propio compositor inventa las reglas Se ha olvidado que la música es un fenómeno que hay que estudiar antes que nada ontológicamente y que, como todas las artes, necesita de la comunicación para realizarse" Ejemplo generacional Por encargo de la Dirección General de Educación Extraescolar y Estética de la Secretaría de Educación Pública, Jiménez Mabarak compuso la música de las siguientes piezas infantiles: "La muñeca Pastillita", de Miguel N Lira; "Pirrimplín en la Luna", de Ermilo Abreu Gómez; "Marujilla", de G, Mendoza; "El Rey Bombón y Cri Cri", de Carlos Toussaint/Gabilondo Soler, mismas que dirigió al frente del Teatro Infantil de Bellas Artes "Yo les daba a los niños una música muy bien escrita, muy límpida, muy ingeniosa, que no desorientara su oído Esa forma muy clásica era una convicción y con ella trabajé muchas canciones Para aprovechar las experiencias que mi trabajo con la pequeña orquesta del Teatro Infantil me había deparado compuse para ella el Concierto en do, terminado en 1942 y estrenado el 8 de noviembre de 1946 "Su carácter es tradicionalista Es que mi evolución ha sido perfectamente escalonada, sin saltos No he roto con mi instinto? Lo que a mi instinto no le gusta yo no lo hago Mi evolución ha sido modificada por lo que mi instinto ha marcado" Tres son las baladas para orquesta sinfónica de Jiménez Mabarak: Balada del pájaro y las doncellas, de 1947, reorquestada en 1950; Balada del venado y la luna, de 1948; Balada mágica o Danza de las cuatro estaciones, de 1951; Balada de los Quetzales, de 1956 La primera fue utilizada por Ana Mérida, con libreto de Diego de Mesa y Juan Soriano, para el Ballet de la Academia de la Danza Mexicana La coreografía de la segunda fue de Ana Mérida y libreto del propio Jiménez Mabarak, lo mismo que la Balada mágica, coreografía de Guillermo Arriaga, y la de los Quetzales con coreografía de Ana Mérida En tres de los estrenos la Orquesta Sinfónica Nacional fue dirigida por el propio compositor En 1960 Mabarak realizó por primera vez en México una música a base de montajes electrónicos en cinta magnetofónica: El paraíso de los ahogados, para el Ballet Nacional Denominó a esa técnica música magnetofónica para subrayar la diferencia que existe entre este tipo de música y la llamada electrónica y concreta Para la realización técnica de la obra Mabarak, contó con la trascendente colaboración de Raúl Hellmer "No teníamos aparatos ni recursos de laboratorio para tape music Hellmer contaba con cuatro grabadoras y con ellas trabajamos Comencé haciendo una partitura tradicional antes de organizar la música magnetofónica a base de transformaciones, montajes, superposiciones, mezclas, cintas al revés, etcétera El tiempo del estreno se avecinaba y decidí hacer el montaje sonoro en papel cuadriculado La estructuración de cada danza se hizo con mucho cuidado "Nada en esta obra suena a música europea y por lo mismo hubiera sido importante que se conociera en Europa; pero no tuve presupuesto para regrabar varias cintas ni tiempo para hacer antesalas donde deberían tener este tipo de iniciativas En Europa la querían inmediatamente y yo ganaba entonces sólo mil doscientos pesos A Revueltas le pasaron cosas semejantes; no tenía dinero para mandar copiar sus partituras" Las canciones y obras corales ocupan un lugar muy destacado en la producción de Mabarak por la calidad y el número Mucho es lo que compuso en este orden para uso escolar Los textos solían ser suyos, pero también utilizó versos de Federico García Lorca, Rafael Alberti, Lope de Vega, Góngora, San Juan de la Cruz, Carlos Augusto León, Rubén Bonifaz Nuño, Juan de la Encina y otros Mabarak es el compositor mexicano que tiene mayor número de obras para ballet Aparte de las mencionadas arriba, cabe recordar: La maestra rural, Recuerdo a Zapata, Fecundidad, Danza fúnebre, La anunciación, Las ventanas, El náhual herido y El Ratón Pérez Hizo mucha música para cine, no dándole mayor importancia; pero actuando con sentido de responsabilidad "No firmo las partituras de cine, aunque debo reconocer que en la música de Paraíso escondido se encuentran algunas de mis páginas más logradas Cuando terminé de hacerla llamé a Eduardo Mata y le dije que ese era mi testamento musical, y que algún día hiciera una suite con ese material "Otra de mis obras preferidas es la música que compuse en 1969 para Recuerdos del porvenir Aunque José Antonio Alcaraz cree que hago modelos y los modifico un poquito, sé que hay una gran riqueza de invención en lo que hago, en lo que invento No se trata de la antigüedad o novedad de un lenguaje, sino de lo que uno dice con ese lenguaje No estoy de acuerdo con las torrecitas de marfil de los pequeños grupitos y tampoco apruebo el ponerle rebozo a Madame Pompadour para lograr dizque música nacionalista" Este es su legado a 40 años de las Olimpíadas de México: "Pero le advierto: me considero el más joven de los compositores viejos y el más viejo de los jóvenes" La Fanfarria Olíumpica de Carlos Jiménez Mabarak volverá a tocarse en Ciudad Universitaria, ahora como música de concierto en la Tercera Temporada de la Orquesta Filarmónica de la UNAM 2008, en la Sala Nezahuahualcóyotl, del 13 de septiembre al 14 de octubre

Comentarios