Marchan en Reynosa contra la ejecución de mexicano en Texas

martes, 5 de agosto de 2008
REYNOSA, Tamps , 4 de agosto (apro)- Un grupo de activistas marchó hoy por las calles de esta ciudad en demanda de clemencia para el tamaulipeco José Ernesto Medellín Rojas, quien este martes será ejecutado en una cárcel de Huntsville, Texas, por la violación y asesinato de dos jóvenes estadunidenses En tanto la diócesis de Reynosa, a través del vicario Nabor Lugo Villeda, hizo un llamado a los tamaulipecos a orar para evitar la ejecución por inyección letal de Medellín, programada para las 17:00 horas Encabezados por Rebeca Rodríguez, dirigente del Centro de Estudios Fronterizos y de Promoción de los Derechos Humanos, unos 50 activistas se ubicaron en las inmediaciones del puente internacional Reynosa-Hidalgo para repartir volantes en los que informaban a la ciudadanía sobre las presuntas irregularidades cometidas en el caso de Medellín Los manifestantes advirtieron a la población que aún hay tiempo para que el gobernador de Texas, Rick Perry, otorgue clemencia a Medellín Rebeca Rodríguez denunció que el gobernador texano "no está acatando los fallos de la Corte Penal Internacional, y con ello viola los derechos civiles de Medellín" La defensora de derechos criticó además la "tibia" actuación de las autoridades mexicanas, en particular la representación diplomática en esa zona estadunidense "Nunca vimos que el Consulado actuara con la ley en la mano para reclamar los derechos de Medellín de tener un juicio justo y defender su derecho a la vida", expresó la dirigente "Los mexicanos que enfrentan procesos judiciales en Estados Unidos ?sostuvo-- se encuentran abandonados por las autoridades consulares, y eso permite que sean víctimas de racismo, xenofobia y violencia por parte de las fuerzas de seguridad del vecino país" En la movilización participaron, entre otras, agrupaciones como la Asociación Nacional de Derechos Humanos y los albergues Casa Migrante Guadalupe y Senda de Vida Y en Nuevo Laredo, ciudad de la que es originario Medellín, unas diez mujeres del grupo Progreso y Desarrollo Femenil se plantaron con una manta negra en la que se leía: "No a la pena de muerte, clemencia para el neolaredense, no a la ley del Talión, ¡Dios te perdone!" Adriana Contreras, dirigente de la agrupación, aclaró que no están de acuerdo con el delito cometido por Medellín, pero tampoco avalan la práctica de pena de muerte que aplica el gobierno de Estados Unidos "Eso no es justicia", expresó, "es un asesinato"

Comentarios