No es la solución, sostiene Alvarez Icaza

viernes, 8 de agosto de 2008
MÉXICO, DF, 7 de agosto (apro) - Al cuestionársele sobre el tema de la cadena perpetua, el ombudsman capitalino Emilio Álvarez Icaza sostuvo que de nada sirve incrementar las penas cuando "la justicia no funciona" El presidente de la CDHDF dijo que "la reforma que queremos es una que nos haga saber que quien tenga que cuidar nuestra seguridad lo haga, porque no creo que el problema principal sea el marco legal; lo que creo es que la policía y el sistema de justicia no funcionan" Y en el mismo sentido se manifestó la Red Nacional de Organizaciones Civiles de Derechos Humanos, la que agrupa a 58 agrupaciones en todo el país, que este día sostuvo que el incremento de las penas no es la forma más efectiva de combatir al crimen ni inhibir la comisión de delitos Por ello la Red reprueba el establecimiento de la cadena perpetua como una forma para combatir los secuestros y el crimen organizado El frente de ONG sostuvo que el problema radica en el ineficiente sistema de justicia y la impunidad que prevalece en 98% de los casos que se denuncian En un comunicado, afirmó que "lo que realmente inhibe el delito no son las penas más duras, sino un sistema eficiente que incremente sustantivamente las posibilidades de que un secuestrador, o cualquier delincuente, sea detenido y castigado" Consideró que un efectivo que combate al secuestro debe contemplar la instauración de un sistema integral de prevención no penal del delito, policías preventivas capacitadas, la creación de policías investigadoras y honestas que capturen a los verdaderos responsables de los delitos y agentes del MP objetivos e imparciales Y en entrevista en el marco de la XVII Conferencia Internacional sobre VIH/Sida, Emilio Álvarez Icaza se pronunció por no legislar con base en las tragedias El ombudsman refrendó su absoluto respeto a la familia Martí y a las familias mexicanas víctimas de la delincuencia, pero enfatizó que la propuesta legislativa que espera la sociedad es una que atienda las causas, porque este caso pone de manifiesto la complicidad de policías con la delincuencia Dijo que no es el momento para generar legislaciones que no contribuyan a atender las causas, porque se podría caer en incongruencias legislativas "En la Ciudad de México por ese tipo de medidas que se tomaron hace un par de años se castiga más severamente el secuestro que el homicidio", indicó Hizo un llamado a la mesura y recordó que el año pasado el Ejecutivo federal firmó dos protocolos internacionales, uno de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y el otro del Sistema Interamericano, contra la pena de muerte y las penas agresivas "De manera que hay que actuar en congruencia con las obligaciones del Estado Mexicano", enfatizó Refirió también que apenas en 2005 se hizo una reforma constitucional para evitar la pena de muerte, y reiteró que lo que necesita la sociedad son garantías de que las corporaciones policiacas funcionen

Comentarios