Gil Díaz, cómplice de evasión millonaria

miércoles, 10 de septiembre de 2008
MEXICO, D F, 9 de septiembre (apro)- La fracción parlamentaria del PRD solicitará este miércoles a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, se convoque al presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Guillermo Babbats, para que explique cómo fue que se omitió el pago de 3,500 millones de dólares por concepto de impuestos en la venta de Banamex a Citi Group Además, anunció que presentará una denuncia penal contra el exsecretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, por haber permitido la evasión En entrevista, Juan N Guerra, vicecoordinador de la fracción parlamentaria del PRD, explicó que en el transcurso de una semana se discutirá en el pleno de la Cámara de Diputados un punto de acuerdo, en el que se demandará la comparecencia de Agustín Carstens, actual secretario de Hacienda, para que explique la intervención del exsecretario de Estado, y se solicite a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Procuraduría Fiscal de la Federación investiguen los hechos, para evitar con ello la prescripción del presunto delito Guerra recordó que la operación se realizó en octubre de 2001 y que los delitos en materia fiscal o bancaria prescriben a los siete años, por lo que el vencimiento ocurriría en octubre de este año Para evitarlo, añadió, se buscarán los votos necesarios en la Cámara de Diputados para que dicho órgano legislativo promueva ante la PGR una denuncia En octubre de 2001, Roberto Hernández, dueño del Banco de México, vendió a la cadena bancaria de Estados Unidos, City Group, el banco mexicano, y no se pagaron los impuestos de dicha operación; es decir, 3 mil 500 millones de dólares Para evitarlo, Roberto Hernández, quien apoyó a Vicente Fox en su campaña presidencial, le prestó algunos de sus aviones e, incluso, lo respaldó a lo largo de su sexenio Además, simuló que la venta era parte de una operación en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), por lo que no tenía que pagar al fisco mexicano los impuestos sobre la operación La transacción había sido concertada en Nueva York, y todos los términos y condiciones habían sido negociados y pactados mucho tiempo antes de que los interesados la sometieran a la consideración de las autoridades de ese país, incluso, mucho antes de que la citada operación fuera planteada a la Secretaría de Hacienda, explicó el legislador perredista Recordó que Gil Díaz era entonces el secretario de Hacienda, por lo que en él recaía la forma en que se realizó la venta del banco y cómo fue que se simuló, cual si fuera una operación realizada en la bolsa para evitar así el pago de los millonarios impuestos Para evitar cualquier suspicacia, el propio Gil Díaz, mediante oficio 101-1825, fechado el 30 de octubre de 2001, se excusó de participar en la revisión de la operación, con el argumento de que lo hacía no por existir conflicto de intereses, sino para que no se dijera que estaba favoreciendo la venta Sin embargo, en ese momento se detectó que Gil Díaz sí tenía conflicto de interés, ya que había sido empleado de Roberto Hernández antes de ser nombrado por Vicente Fox como su secretario de Hacienda Es decir, se había desempeñado como directivo de Avantel, SA, la cual en ese tiempo formaba parte del Grupo Financiero Banamex-Accival Guerra afirmó que se trató de una treta legal a la que recurrió Gil Díaz y con ello aparentar que no habría nada ilegal en la venta de Banamex Detalló también que la solicitud de comparecencia del presidente de la CNBV que se demandará mañana en la Comisión de Hacienda, es para que explique porqué se aceptó el oficio de disculpa de Gil Díaz, ya que como encargado de la comisión bancaria, su actual presidente debe tener conocimiento del caso Lo importante, dijo Guerra, es que no se venza el plazo en materia fiscal y bancaria para hacer la denuncia penal

Comentarios