Por la revancha

domingo, 14 de septiembre de 2008
La Iglesia católica está presionando a los partidos políticos para que se comprometan a cambiar la Constitución y restituir la penalización del aborto en todo el país A cambio, la jerarquía ofrece los votos de los fieles en las elecciones del próximo año Rodrigo Vera Con el fin de revertir el reciente fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que avala la despenalización del aborto, un creciente movimiento de laicos católicos, auspiciado por la jerarquía eclesiástica, impugnará la medida ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y después presentará una iniciativa de reformas a la Constitución para estipular el derecho a la vida desde el momento de la concepción Para conseguir la mayoría en el Congreso que le asegure estos cambios constitucionales, la Iglesia intentarà incidir en las elecciones de 2009, ya que "condicionará" el voto de los electores católicos a cambio de que los candidatos y sus partidos políticos se comprometan formalmente a rechazar las leyes que despenalizan el aborto Por lo pronto, la Iglesia ya empieza a realizar actividades de protesta contra el fallo de la SCJN ?pues considera que "legaliza el crimen" del aborto? y a "cabildear" con legisladores y dirigentes de partidos políticos, a quienes les pide sumarse a su causa para modificar la Constitución En su homilía del domingo 7 de septiembre, el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, anunció: "La Iglesia, aunque muchos se lo pidan, no puede callar ante los crímenes que se están legalizando? Una Iglesia muda no sirve ni a Dios ni a los hombres Ante los grandes males de nuestro mundo, no nos podemos encoger de hombros"

Comentarios