Presume Calderón impulso a la libertad de creencias y culto

martes, 2 de septiembre de 2008
MÉXICO, D F, 1 de septiembre (apro)- Disminución de conflictos por intolerancia religiosa y el incremento --a casi siete mil--, de las asociaciones religiosas en el país, fueron los principales temas que destacó el presidente Felipe Calderón en el apartado dedicado a las relaciones Estado-Iglesia, en su segundo Informe de Gobierno En el apartado religioso incluido el informe presidencial, Calderón señaló que la disminución de los conflictos por intolerancia religiosa, así como la mayor apertura para el registro de nuevas asociaciones demuestran el impulso que su gobierno ha dado a "la libertad de creencias y de culto" En su informe, Calderón esquivó todos los temas centrales de la relación del Estado con las Iglesias Sólo se limitó a decir que, de enero a junio de este año, "se registraron 96 nuevas asociaciones religiosas, haciendo un total a esa fecha de 6,980" Agregó que, en ese mismo periodo, "se realizaron 9,346 trámites y servicios" que tuvieron que ver con actividades que realizaron las asociaciones religiosas, como autorizaciones para actos de culto público extraordinario, adquisición de inmuebles o asesorías Calderón agregó que en 2008 sólo se presentaron dos conflictos por intolerancia religiosa: uno en el municipio de Huejutla, Hidalgo; y otro en el municipio de Chilpancingo, Guerrero Señaló ufano que este tipo de conflictos disminuyeron 75% en relación con el año anterior, cuando se presentaron 8 casos En el texto que entregó hoy al Congreso de la Unión, Calderón omitió cualquier referencia a las promesas que les hizo a los principales jerarcas religiosos de México, a quienes prometió medios masivos de comunicación, educación religiosa en las escuelas públicas, asistencia religiosa en hospitales y reclusorios, y la evangelización del Ejército Ni siquiera hizo alusión a la vieja demanda de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) ?la cual aglutina a los más de cien obispos mexicanos--, que desde hace años viene pidiendo al gobierno que le otorgue una "libertad religiosa plena" para que, entre otros puntos, sus sacerdotes puedan acceder a cargos de elección popular El 25 de enero de 2006, siendo candidato del PAN a la Presidencia de la República, Calderón se reunió con los representantes del Grupo Interconfesional Por México ?integrado por representantes de la Iglesia católica, ortodoxa y anglicana, así como por varios representantes de las iglesias evangélicas--, a quienes les prometió que, de llegar a la Presidencia, impulsaría cambios para que las iglesias tuvieran medios de comunicación masiva, impartieran educación religiosa en escuelas públicas, dieran asistencia espiritual en hospitales y reclusorios, y evangelizaran al Ejército Promesas semejantes a las que, en su momento, Vicente Fox hizo cuando era candidato presidencial y que quedaron plasmadas en 10 puntos de un documento al que se le llamó el "decálogo" de Fox

Comentarios