Se desmorona el país, alerta el clero

martes, 23 de septiembre de 2008
MEXICO, D F, 22 de septiembre (apro)- La arquidiócesis primada de México advirtió que la sociedad "está perdiendo el rumbo" y el país se desmorona a causa de su "secularización", por lo que cuestionó el llamado "cierre de filas" que hizo la clase política nacional a raíz del atentado terrorista en Morelia, Michoacán En el último número de su semanario Desde la fe, la arquidiócesis señala: "A casi una semana de aquellos hechos atroces (de Morelia), debemos preguntarnos: ¿La clase política nacional estará dispuesta a `cerrar filas´ por la patria? ¿Llegará a ser más importante para ellos la seguridad de los mexicanos que sus interminables y frívolas discusiones, y la despiadada y enfermiza lucha por el poder? ¿Dejarán de actuar como adolescentes inmaduros y aceptarán trabajar con civilidad dentro de las normas republicanas que deben regir el quehacer político?" En su editorial, Desde la fe detalla el "Apocalipsis" que está padeciendo México: "Decapitados en Mérida, 24 asesinados en La Marquesa, motines y muertos en Tijuana, secuestros, robos, extorsiones, intimidaciones y asesinato de policías y autoridades, corrupción del Poder Judicial, impunidad y un sinfín de calamidades que empiezan a desmoronar al país" Luego, señala que "la sociedad mexicana está perdiendo el rumbo como consecuencia de una secularización? promovida muchas veces por el propio Estado y por algunos gobiernos locales que han pretendido arrancar a Dios de las familias y de la sociedad" Indica que las "políticas públicas" que legalizan el aborto, los "divorcios exprés", los matrimonios entre homosexuales y transexuales, lo único que provocan es la "demolición de los valores más fundamentales" y el "desprecio a la dignidad de las personas, reduciéndolas a objetos de mercado" Por último, la arquidiócesis señala que el combate a la delincuencia tiene que partir de una verdadera renovación moral de la sociedad: "Nos debe quedar claro que, para ganar esta guerra, no basta echar mano de la policía y del Ejército; hace falta una verdadera renovación moral de toda la sociedad, incluida la misma Iglesia que no es inmune a los males que sufre el país" Mientras que el arzobispo de Oaxaca, José Luis Chávez, consideró que con esas matanzas "ya nos alcanzó el terrorismo" Y advirtió que "la guerra está perdida si la lucha contra la corrupción, la violencia y el crimen organizado no va de la mano de programas prácticos de educación sobre valores básicos y de una profunda renovación de las instituciones políticas, educativas y económicas" En tanto, el obispo de la diócesis de Tapachula, Leopoldo González González, manifestó su preocupación por el escenario de violencia que priva en México y por ello, dijo, "ningún crimen ni delito puede mirarse como otro más"

Comentarios