Advierte EPR: México va al paramilitarismo

miércoles, 24 de septiembre de 2008
MÉXICO, D F, 23 septiembre (apro)- El Ejército Popular Revolucionario (EPR) acusó al presidente Felipe Calderón de motivar, con su política militarista, la espiral de violencia relacionada con el narcotráfico Sostuvo que detrás de los atentados de Morelia existe una estrategia de contrainsurgencia para justificar la militarización en la entidad y suprimir cualquier intento de movilización popular en su contra En un comunicado, el EPR coincidió con las cinco organizaciones guerrilleras que, en un manifiesto a la nación difundido ayer, responsabilizaron al gobierno de Calderón de ser responsable directo de la violencia que se vive en el país por su política militarista, y debido a la ilegitimidad con la que arribó a la Presidencia de la República En el texto, el grupo armado aseguró que esta violencia incontenible también es responsabilidad de los gobiernos del PRI, que al igual que los emanados del PAN insisten en implementar una política económica que sólo genera pobreza Según el EPR, entre esa "violencia que también refleja el alto grado de descomposición que vive la sociedad" está la de las instituciones, que "están podridas por la corrupción e impunidad que se alimenta por la falta de legitimidad del gobierno calderonista" De acuerdo con el movimiento armado, antes del atentado del 15 de septiembre en Morelia, Michoacán, que dejó ocho muertos, ya se preparaba un escenario artificial para militarizar la entidad Sostuvo que antes de ese día aparecieron de manera sospechosa vehículos abandonados con armas, tiros y uniformes de corporaciones policíacas en diferentes puntos de la ciudad, y en lugares cercanos al domicilio de Francisco Paredes, un militante del Movimiento Armado Revolucionario (MAR) desaparecido el año pasado Así mismo, indicó, se realizaron cateos en colonias populares por parte de militares, quienes presentaron una supuesta orden firmada por el comandante de la XXI zona militar, bajo el pretexto de buscar armas y droga Se trataba del famoso operativo anticrimen en su "fase IV" que, según el EPR, es un plan militar para socavar todo intento de protesta social Como ejemplo de ese plan señala la existencia de un estudio de la Secretaría de Desarrollo Social de 2003, titulado "Producción, tráfico de estupefacientes y microrregiones prioritarias", en el que destacan precisamente las zonas más pobres donde el ejército ha realizado sus operativos de contrainsurgencia: Tierra Caliente y la Montaña, en Guerrero; la Mixteca y los Chimalapas, en Oaxaca; la Tarahumara, en Chihuahua, y Las Quebradas, entre Sinaloa y Durango El EPR advirtió que la estrategia del gobierno de Calderón apunta al "paramilitarismo" y a reforzar el fenómeno en el que las policías y el Ejército se han convertido en realidad en los productores de delincuentes "El fenómeno de la delincuencia organizada en nuestro país es generado por y para beneficio del Estado y los diferentes grupos de poder económico y político que se disputan la hegemonía para garantizar sus intereses", señaló Y como muestra destacó el reciente decomiso de 26 millones de dólares en Sinaloa, "que significa oxígeno puro para el gobierno federal" El grupo armado, que nació en 1994, agradeció a la opinión pública que los haya deslindado de los atentados en Morelia, pero pidió que no se pierda la petición de que aparezcan sus dos compañeros desaparecidos desde mayo de 2007, Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez Además, reiteró su apoyo a la Comisión de Mediación, en la que participan, entre otros, el obispo Samuel Ruiz, el historiador Carlos Montemayor y el periodista Miguel Ángel Granados Chapa, quienes gestionan la aparición con vida sus dos cuadros políticos

Comentarios