Gana mexicano el León de Oro

viernes, 5 de septiembre de 2008
MÉXICO, DF, 4 de septiembre (apro) - El director mexicano Carlos Armella, de 30 años, declaró a la agencia española Efe que estaba sorprendido y muy contento por el reconocimiento en Venecia a su cortometraje Tierra y pan Vía telefónica desde París, la también mexicana Tania Zarak, productora de Tierra y pan, destacó que era el único corto latinoamericano en competencia, pues la mayoría venía de Asia, y que éste ya se estrenó el pasado 2 de este mes Aclaró que la decisión del jurado fue unánime, "lo cual nos tiene más emocionados y aún estamos en shock, apenas asimilando la noticia" Tierra y pan obtuvo el León de Oro "Corto Cortissimo" en la 65 Muestra Internacional de Arte Cinematográfica de Venecia, conocida como la Mostra de Venecia, que inició el pasado 27 de agosto y finaliza el próximo sábado Tocó al mexicano Eugenio Polgovsky recibir el premio --quien por cierto presentó en el festival la película Los herederos--, pues Armella ya retornaba a la Ciudad de México El cortometraje Tierra y pan, de ocho minutos, está protagonizado por Adolfo Ceballos, Patricia Meneses, Alberto Trujillo y una perra llamada Muñeca, la cual fue entrenada para actuar El jurado --en el que estaban el historiador italiano Gianni Rondolino y la productora china Joana Vicente-- argumentó que el corto "en pocos minutos en el mismo espacio y en casi la misma toma, cuenta una historia dramática de soledad" Armella detalló que en su corto buscó un lenguaje original, propositivo, y que se trata de una película sin diálogo, "y eso ayuda a que sea universal" Zarak, de 28 años, aclaró que es un corto independiente, aunque los Estudio Churubusco apoyaron en la postproducción, y resaltó que se integró un equipo, todos están involucrados en el cine en distintas compañías, con disposición de realizar un producto de calidad: "Filmamos el pasado abril en Puebla, y es septiembre y ya estamos viendo los resultados Armella me presentó el proyecto en febrero de 2007 Nos tomamos un año para llegar a la filmación" Narró que el filme es un análisis de la pobreza que existe en los países tercermundistas a través de una historia muy sencilla: de un perro que se está muriendo de hambre Agregó: "Carlos tiene una estética muy particular y la historia demuestra que el hambre está en todas partes y luego se nos olvida El corto nos puede recordar la dureza de la situación en la que están muchos de los miembros de la sociedad" Fue por iniciativa propia que envió Tierra y pan a la Mostra de Venecia

Comentarios