Otra vuelta más

lunes, 19 de enero de 2009
MÉXICO, DF, 14 de enero (apro) - Desorientados y desorientadores humanos: permítanme una pregunta impertinente: ¿Qué creen que vale más para llegar a resultados positivos, el saber o llegar a los mismos por casualidad? Se los pregunto porque a pesar que presumen ser los únicos seres de este planeta con sabiduría, parece que la misma no les sirve gran cosa para avivarles el intelecto, al contrario, parece que más bien se los oscurece, que les hace que parpadeen e incluso amenaza con apagar la llama de su inteligencia con la que buscan la verdad, de su saber qué hacer con ustedes mismos y sus circunstancias, como si fueran, perdonarán la expresión, asnos de Buridan Digo lo anterior porque es lamentable, al menos este es el parecer de este servidor de ustedes, ver que, a pesar de toda la sabiduría que presumen, están a las vueltas y vueltas, de nuevo perdonarán la comparación, como si fueran burros en noria; vueltas y vueltas en la misma noria, la de la equivocación y el fracaso No me van a decir que no es así Reflexionen y díganme si no es penoso ver y comprobar que después de siglos de haber puesto en práctica, en lo social y en lo individual, tantas sabias doctrinas, ideas, teorías, ideologías y como quieran llamarlas, inicien este 2009 en una triste y siniestra realidad de incertidumbre, zozobra y angustia ?que Dios quiera que no se les convierta en desesperación-- generada por un desastre financiero mundial; fanáticos terrorismos; absurdas y brutales guerras; corrupción generalizada, tanto entre los que gobiernan como en los gobernados; organizaciones criminales dedicadas al tráfico de personas, armas y narcóticos en auge internacional; contaminación creciente de las tierras que pisan y cultivan, del agua que beben y con la que riegan lo que comen y los aires que respiran Si todo lo enumerado hasta aquí no fuera suficiente, tienen de pilón que de nuevo, una vez más, se ven obligados a vivir y sufrir la dolorosa y frustrante experiencia del fracaso de su última ideología salvadora; la del libre mercado competitivo y la libre empresa, así como también la de sus últimos Mesías, los de la iniciativa privada y sus gerentes o administradores, que han demostrado que pueden ser tan ineptos, tanto o más ineficaces que los políticos a los que tanto y tanto criticaron durante años y entre los que no faltan incluso los denominados delincuentes de "cuello blanco"; Mesías que, por falsos, no admiten y se niegan a ser sacrificados y que, por lo contrario, piden, reclaman incluso, ser salvados; a esos políticos a los que tanto criticaron apenas ayer y que van a ser salvados con el dinero de todos, entre ellos de los de tantos que tanto sufrieron por los recortes en los gastos sociales que tuvieron lugar por las exigencias de esos Mesías fracasados y que van a seguir sufriendo por esos rescates, por esos salvamentos con los que van a ser beneficiados los mismos, lo que demuestra el dicho de "asno cargado de oro, por más asno que sea, lo puede todo" ¿O no es así? Ante estas realidades me pregunto y les pregunto a ustedes, los humanos: a pesar de sus saberes, de ser los únicos seres de la Tierra con sabiduría, ¿por qué les sucede tan repetidamente lo mismo, por qué fracasan una y otra vez en sus proyectos de vida? Y sucede que, cuando en lo personal me hago esa pregunta, me viene a la memoria el enigmático, al menos para su servidor, grabado de Goya, aquel de su serie Los caprichos, titulado "El sueño de la razón produce monstruos" Y digo que tal grabado es enigmático porque no sé si tales monstruos se deben a que el sueño, con su poder, ha dormido a la razón o la razón, abandonando su papel, se pone a soñar quimeras en vez de analizar y sacar consecuencias lógicas de los hechos Bien, como sea, ese grabado me hace pensar que, por una u otra causa, todas sus doctrinas, sus visiones de ustedes mismos y sus circunstancias, teorías, ideologías o como las quieran llamar, no son más que monstruos y, me van a perdonar de nuevo las comparaciones, por no ver tres en un burro y no querer o por estar impedidos por ello de apearse de sus burros, se encuentran ustedes, como los mismos, dando vueltas y vueltas en la misma noria, la noria del equívoco y el fracaso Espero de todo corazón que la presente, desorientados y desorientadores humanos, no les desanime y mucho menos los sumerja en el estrés, les produzca ansiedad, les suma en la depresión ni les genere angustia Les recomiendo que insistan en poner en práctica sus doctrinas o ideologías, ya que si no aciertan a satisfacer sus necesidades y deseos por medio de la sabiduría que los caracteriza, puede que muy bien puedan hacerlo, que lo consigan por la casualidad No es burla, no, se lo dice uno que debe su fama a la misma Sin más por el momento y deseándoles lo mejor en este año, EL BURRO FLAUTISTA

Comentarios