Retrocede México en derechos humanos: Soberanes

martes, 27 de enero de 2009 · 01:00
  
MEXICO, D F, 27 de enero (apro)- José Luis Soberanes, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), afirmó que el crimen organizado, el narcotráfico y la inseguridad han generado en México violaciones "muy fuertes", a los derechos humanos, lo que, en su opinión,  representa un retroceso en el respeto a las garantías individuales
           En entrevista con los reporteros antes de comparecer por última vez ante el Congreso de la Unión ?en octubre termina su mandato?el ombudsman nacional afirmó que hay avances en materia de garantías individuales, aunque "hay aún retrocesos alarmantes"
           Señaló que ha habido avances como en los casos de la libertad de expresión y la democracia, pero "hay otros en los que ha habido un franco retroceso", como la tortura, las desapariciones forzadas, los homicidios y los secuestros
           Soberanes dijo que su labor al frente de la CNDH no ha sido fácil, y afirmó que las relaciones con las instancias federales han sido "ríspidas"
         Sin embargo, afirmó que la transición democrática y la llegada de un partido diferente al poder "no sólo fue un parteaguas para la democracia, sino en materia de derechos humanos en el país"
         Sostuvo que los logros en materia legislativa no serán suyos, debido a que hay temas pendientes que no le tocarán Sin embargo, dijo que no bajará la guardia
          A 10 meses de dejar la CNDH, organismo que presidió durante nueve años, Soberanes afirmó que el "más grave problema de hoy" es la lucha contra el crimen organizado
         Lamentó que la impunidad, el crimen, el narcotráfico y la delincuencia se hayan "apoderado de la agenda nacional", lo que "pervierte en cierto sentido la función del Estado", al hacer que éste centre todos sus recursos en su combate
          Dijo que su labor al frente de la CNDH fueron "años complejos, años muy ricos en experiencias", luego de lo cual "me voy satisfecho"
          Soberanes explicó que los desencuentros con la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), son reflejo "de que hacemos bien nuestro trabajo", por lo que reveló que la relación que mantiene con dichas instituciones "es ríspida"
          En relación con los logros alcanzados, explicó que los éstos están por llegar, sobre todo en los temas legislativos, debido a que, dijo, es necesario que la CNDH pueda interponer controversias constitucionales
         "Esto es algo que nos preocupa porque no tenemos forma de defender nuestra autonomía", argumentó
          Otro punto que falta por mejorar es, dijo, el cumplimiento de las recomendaciones "Si un servidor público rechaza una recomendación, está bien; está en su derecho de rechazarla, pero debe rendir cuentas al Congreso"
         Soberanes afirmó que la relación con el Ejército "aún no es fácil", aunque señaló que "todas las recomendaciones fueron aceptadas" por la Sedena
          Subrayó que ya pasaron los días en que la CNDH hacía "el trabajo sucio al gobierno", y dijo que su principal error en estos nueve años es no haber sido "correctamente político"
         Dijo que, entre los pendientes del organismo, será lograr que la nueva legislatura integre a su agenda el tema de los derechos humanos
         Indicó que durante años, por depender de la Secretaría de Gobernación, la labor de la CNDH estuvo subordinada "Incluso, cuando llegué aquí encontré que varios expedientes se habían `perdido`, los cuales tenían que ver con asuntos muy delicados"
        Añadió que la llegada de otro partido al poder ayudó a entablar otro nivel de diálogo
        Sin embargo, Sobernas lamentó que, en 2000, el gobierno federal hablara de un compromiso con los derechos humanos, lo que, dijo, "nunca llegó y, por el contrario, hubo ataques a la CNDH"
        Dijo que el gobierno de Felipe Calderón se enfrentó de entrada "a una diversidad de problemas serios en el país", y señaló: "Es hora de que la actual administración defina su política en materia de derechos humanos"
        Además, Soberanes negó que en su gestión al frente del organismo haya habido un distanciamiento entre la CNDH y organizaciones no gubernamentales, ya que, dijo, el trato "fue equitativo e incluyente"
         Señaló: "Siempre hemos estado abiertos a ellas"
        Por último, Soberanes rechazó que, como ombudsman nacional, se haya sentido amenazado, y dijo que ni él ni su familia nunca han recibido una amenaza
        Añadió que, una vez concluida su labor en la CNDH, en noviembre próximo, regresará a su cubículo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
 

Comentarios