Carta Iberoamericana

lunes, 19 de octubre de 2009
MEXICO, DF, 14 de octubre (apro) - En el II Congreso de Cultura Iberoamericana, realizado en Sao Paulo, Brasil, del 30 de septiembre al 3 de octubre, se debatió y refrendó nuevamente el contenido de la Carta Cultural Iberoamericana, cuyo propósito es construir la integración de la región a partir de una cooperación internacional en el cual la cultura tenga importancia especial
         "La Carta afronta el reto de conseguir que la cultura y los derechos culturales de los pueblos sean un espacio de encuentro, de reconocimiento, de valoración y pertenencia; una fuerza capaz de romper las diferencias y las desigualdades y de integración de todos los actores sociales Impulsa la cooperación cultural entre los países iberoamericanos y facilita mecanismos para un mejor conocimiento de la riqueza cultural propia, creando las condiciones para una mejor circulación de los bienes y productor culturales de la región"
         La carta se aprobó en la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, realizada en Montevideo, Uruguay, en noviembre de 2006, aunque inicialmente se elaboró un documento similar en Costa Rica en 2004, con el fin de "buscar nuevos mecanismos que fortalezcan las identidades y la riqueza de la diversidad y el diálogo cultural"
         Entre sus objetivos pueden mencionarse: afirmar el valor de la cultura como base para el desarrollo integral del ser humano para la superación de la pobreza y la desigualdad; promover y proteger la diversidad cultural, así como la multiplicidad de identidades, lenguas y tradiciones que la conforman y enriquecen; consolidar el espacio cultural iberoamericano como un ámbito propio y singular, con base en la solidaridad, el respeto mutuo, la soberanía, el acceso plural al conocimiento y a la cultura y el intercambio cultural; facilitar los intercambios de bienes y servicios culturales, y fomentar la protección y difusión del patrimonio cultural y natural, material e inmaterial a través de la cooperación entre los países
         A decir del jurista español Jesús Prieto de Pedro, especialista en derechos culturales y participante del debate en torno a la Carta durante el pasado congreso, ésta no es un documento especializado sobre temas como patrimonio cultural o propiedad intelectual, pero sí un instrumento para la diversidad cultural iberoamericana que abarca expresiones nacionales, regionales, locales, a las comunidades tradicionales, indígenas afrodescendientes y migrantes, que busca los soportes para su preservación y desarrollo
         A su juicio, es incluso la primera gran iniciativa regional adoptada en el mundo para el desarrollo de la convención de la UNESCO para la salvaguarda de la diversidad cultural
Aunque señala que debe aprovecharse el reconocimiento a la existencia de Iberoamérica como una región culturalmente diversa para impulsar el intercambio e interacción, así como la comunicación y la libre circulación de bienes y servicios culturales con el resto del mundo Esto es actuar como un gran actor "geocultural"
 
Desarrollo social y económico
 
El especialista argentino en Economía, Carlos J Moneta, quien además participó en la redacción de las bases de la Carta, en 2005, en El Escorial, en Madrid, coincide en que la esencia de este documento es la protección de la diversidad cultural
Pero también tiene un propósito político adyacente, que es reconocer a la cultura y su diversidad como un factor de desarrollo En ese sentido precisa sus ámbitos de acción:
         En el ámbito interno, todo lo referido a desarrollo sustentable, desarrollo social, derechos culturales, protección y difusión del patrimonio, incluyendo las culturas tradicionales, indígenas, afrodescendientes y migrantes, la creación artística y literaria y las industrias culturales
Y en el ámbito externo, la creación de un espacio cultural iberoamericano con capacidad de proyectar los contenidos por medio del diálogo intercultural, el intercambio y la cooperación en pro de una mejor convivencia internacional
         Cabe señalar que aunque México establece en su Programa Nacional de Cultura (PNC) 2007-2012 una consideración a la cultura como factor de desarrollo, y que el I Congreso de Cultura Iberoamericana se realizó en el Centro Nacional de las Artes en la Ciudad de México, la presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar, no acudió al encuentro en Sao Paulo, aunque estaba anunciada su presencia en la inauguración
         El tema del Congreso en Brasil fue "Cultura y transformación social"; el de México estuvo dedicado al cine y el sector audiovisual, por lo que el entonces titular del Conaculta, Sergio Vela, se comprometió a apoyar estas industrias:
"Asumimos que sus retos no son menores, y comenzamos por reconocer las extraordinarias fuerzas económicas, políticas y tecnológicas a las que está sujeta esta industria cultural Más allá de su clara dimensión económica, para el Estado mexicano se trata de una actividad que debe situarse en el terreno del interés público por su naturaleza cultural y creativa, contrarrestando su vulnerabilidad ante las fuerzas del mercado
"Más que nunca, la política cultural de nuestro país encuentra en la ley y la intervención de las instituciones, una forma para promover la producción, distribución y exhibición del cine, bajo criterios de equidad e interés público", dijo hace un año
Vela ya no está, sus errores le costaron el cargo Le sucedió Sáizar, pero el gobierno, de Felipe Calderón, sigue siendo el mismo, como el mismo sigue siendo el PNC, aunque el compromiso parece haberse esfumado con los discursos Hoy el proyecto de presupuesto para el sector audiovisual está de capa caída
 Para el cine se prevé una reducción que se aproxima a 50% Para el Instituto Mexicano de la Radio (Imer), de 9080%; para el Instituto Nacional de Derechos de Autor (sector clave si realmente se quiere mirar económicamente a la cultura) la reducción es de 1640%, y para el Canal Once de televisión el recorte será de 1110%
Tal vez haya sido entonces mejor la ausencia que de nuevo suscribir compromisos al aire

Comentarios