Diputado priista arma pleito por una bicicleta

jueves, 8 de octubre de 2009
MÉXICO, DF, 8 de octubre (apro) - El diputado local priista, Cristian Vargas, El Hooligan, armó, por tercera ocasión, un pleito en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), al liarse a golpes con empleados de la Secretaría de Medio Ambiente (SMA)
El escándalo inició cuando Vargas trató de ingresar al recinto legislativo la bicicleta en la que arribó a su comparecencia la titular de la SMA, Martha Delgado Peralta, pero personal de logística le impidió tomar las unidades
Luego salieron a relucir los golpes entre Vargas y sus guaruras en contra de unos tres empleados de Medio Ambiente
En la trifulca, Vargas derribó a dos de los empleados encima de la docena de bicicletas estacionadas afuera de la ALDF y, a la fuerza, metió una de ellas al frente de la tribuna con una cartulina que decía: "¿Y la Cheyenne Martha?"
"Fui a traer la bicicleta porque vi que a media cuadra está la camioneta que espera a la secretaria y la bicicleta sólo es una pantalla, quería yo exhibir eso", alegó
El empleado de la SMA, Rubén Aguilar, y quien resguardaba la bicicleta de Delgado, aseguró que Vargas lo golpeó antes de arrebatársela "Llegó a decirnos en palabras altisonantes que le diéramos la bicicleta, me la arrebató, me empujó y en el suelo me dio dos patadas"
Según versiones de los implicados, luego de arribar al recinto de Donceles y Allende, resguardados por policías, los guaruras de Vargas los recibieron con insultos
En cambio, el priista asegura que el personal de la SMA no dejó que se dieran "una vuelta" en las bicis
"Me ofendieron y me empujaron, fue cuando el personal de resguardo entró para separarnos y yo tomé una bicicleta y la subí hasta el pleno, para demostrar la prepotencia de estos funcionarios", sostuvo
Minutos después, llegó la patrulla P-79-05 de la SSP, cuyos ocupantes detuvieron a tres de los asesores de Vargas y llevaron a Aguilar como denunciante
         A fines del mes pasado, Cristian Vargas montó en cólera porque la oficina que él quería había sido reservada para otro partido, por lo que decidió tomarla por la fuerza: agarró una escalera de metal, rompió con ella la puerta de vidrio y se metió
"El personal de resguardo no quería abrirnos, tal parece que nos discriminan por no venir trajeaditos y no nos hacían caso, así que tomé una escalera y rompí el cristal, porque sólo así les voy a demostrar que yo no voy a ser ningún borrego y tampoco me van a ver la cara, por algo tengo fuero", argumentó El Hooligan ese 21 de septiembre
Luego de los hechos, la secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal, Martha Delgado, lamentó la conducta del diputado priísta dijo que los diputados deben buscar mecanismos "más creativos" para darse a conocer 

Comentarios

Otras Noticias