Activistas reclaman la entrega del cuerpo del "comandante Ramiro"

lunes, 23 de noviembre de 2009
CHILPANCINGO, Gro , 23 de noviembre (apro)- La Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG) solicitó esta tarde a la Procuraduría local la entrega del cuerpo de Omar Guerrero Solís, el "comandante Ramiro" del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI)
En conferencia de prensa, el encargado de la Procuraduría, Albertico Guinto Sierra, dijo que la petición la turnó al agente del Ministerio Público que lleva el caso para qué éste emita una respuesta
Este viernes, la PGJE difundió un comunicado, sin membrete oficial, donde aseguró que el "comandante Ramiro", líder del ERPI en la entidad, fue asesinado por un compañero identificado como Cayetano Torre, "El Cuche Blanco", de cuatro balazos, y su cadáver inhumado hace más de quince días en el patio de una vivienda en la comunidad de Palos Grandes, en el municipio de Ajuchitlán del Progreso
El cadáver del supuesto "comandante Ramiro" fue exhumado el jueves pasado y trasladado a esta capital bajo resguardo policiaco, donde fue sometido a prácticas periciales que, según la PGJE, corroboraron que se trata de Guerrero Solís
Por esa razón, este lunes diversos integrantes de la APPG --como Pablo Sandoval Cruz, exintegrante del movimiento social en los sesenta que provocó la caída del exgobernador Raúl Caballero Aburto; Bertoldo Martínez, militante del PRD y expreso por supuestos vínculos con la guerrilla, y Nicolás Chávez, dirigente de un sector del magisterio disidente en la entidad-- acudieron a la sede de la Procuraduría para solicitar de forma oficial la entrega del cuerpo
Al respecto, Sandoval Cruz destacó que, a pesar que no dan por hecho la conclusión de la PGJE, su intención es evitar que el cuerpo del supuesto "comandante Ramiro" termine en la fosa común, ante la ausencia de familiares que lo reclamen, y adelantó que los restos serán velados y sepultados en esa capital
Hasta la noche de este lunes una decena de integrantes de la APPG aguardaban en la sede de la PGJE una respuesta oficial, mientras el lugar se mantenía resguardado por agentes de diversas corporaciones y militares vestidos de civil

Comentarios