Asesinan a operador político de Raúl Padilla, jefe del grupo UdeG

jueves, 10 de diciembre de 2009

GUADALAJARA, JAL., 10 de diciembre (APRO).—El operador político de  Raúl Padilla López, Fernando González Sandoval, fue asesinado esta noche por desconocidos en una residencial colonia del poniente del área metropolitana.

El también director de la Preparatoria 7, circulaba  en la intersección de las avenidas Patria y Pablo Neruda en Lomas del Valle –exactamente frente a la entrada principal de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG)--, cuando dos tipos se acercaron al Jetta gris placas  JCY-6537 que tripulaba y lo ultimaron de varios balazos, según testigos. Lo acompañaba una mujer que ya es interrogada por policías investigadores de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Otros testigos dicen que los dos pistoleros iban a bordo de una pick up blanca, que uno de ellos descendió de la unidad y descargó su pistola sin mediar palabra alguna.

Cuando el 29 de agosto del año pasado fue destituido de su cargo el rector de la Universidad de Guadalajara, Carlos Briseño Torres, quien se suicidó el pasado 19 de noviembre, González Sandoval fue uno de los pocos miembros del Consejo General Universitario que asistieron armados al consejo en esa ocasión, según denuncia pública que hizo entonces el exvicerrector Gabriel Torres.

Personas cercanas a González Sandoval dijeron a Apro que a partir del conflicto universitario, desde un carro con los vidrios polarizados, varias personas vigilaban su residencia.

Investigadores creen que la ejecución del operador político del exrector de la UdeG y presidente de la Feria Internacional del Libro, podría tener relación con un conflicto interno entre personas cercanas a Padilla que concluyó con el intento de asesinato de su chofer, Andrés González Negrete, afuera de su casa hace dos meses.

Hasta el momento, las autoridades mantienen en calidad de sospechoso del crimen a Iván Gómez López, quien supuestamente viajaba como copiloto en el auto de donde bajaron los homicidas de González Sandoval.

 

Comentarios