Iglesia, empresarios y PAN, detrás de la campaña antiaborto: Marta Lamas

jueves, 10 de diciembre de 2009

JALAPA, Ver., 10 de diciembre (apro).- La escritora y feminista, Martha Lamas, afirmó que el gobernador Fidel Hererra Beltrán y la dirigencia de su partido, el PRI, pactaron por intereses políticos una legislación antiaborto en la entidad, y, contrario a sus principios ideológicos, dijo, “se sumaron a la campaña impulsada por el PAN, grupos empresariales y la Iglesia católica”.
    A través de este pacto, señaló la también colaboradora de Proceso, “se busca echar abajo la ley que permite el aborto en las primeras 12 semanas de gestación”, vigente en el Distrito Federal, y evitar así que esta legislación se aplique en otros estados.
    Al participar en un foro sobre Comunicación y Educación, realizado en el área de Humanidades de la Universidad Veracruzana (UV), Lamas calificó como “una barbaridad y una vergüenza” que el gobernador Fidel Herrera Beltrán haya hecho “el numerito” con los diputados priístas.
    Y es que en el caso del PAN, apuntó, “ya sabemos que traen ese caballito de batalla”.
    Dijo que la reciente reforma constitucional aprobada por el Congreso local, con la que se penaliza hasta con tres años de cárcel a los médicos que asistan a las mujeres para interrumpir un embarazo, “obedece a intereses entre la política y la religión”.
    Lamas, quien desde la década de los setenta del siglo pasado ha luchado por los derechos de la mujer, afirmó que en el Distrito Federal se dice que “Fidel Herrera pactó con César Nava (presidente del PAN) un chorro de dinero para proyectos de su gobierno en Coatzacoalcos”.
    La también directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (Gire), consideró que este tipo de casos “han sido arreglitos para avalar las legislaciones antiaborto” en las entidades donde han sido aprobadas éstas reformas, como es el caso de Veracruz.
    Además, Lamas dijo que “el tradicionalismo y las convicciones religiosas siempre presentes en el PAN, han hecho que los miembros de ese partido propongan leyes y acciones con base en sus conceptos morales, no en torno a las necesidades sociales y jurídicas” de la población.
    Por ello, añadió, la decisión de penalizar el aborto en Veracruz “no es sorpresa”, ya que, dijo, se debe a arreglos políticos o económicos entre el PRI y el PAN.
          Por ello, Lamas calificó como “vergonzosa” la postura de Herrera Beltrán y de algunos diputados locales.
    Afirmó que, debido a la mancuerna PRI-PAN para impulsar este tipo de legislaciones, como ocurrió en Veracruz con las adiciones al artículo cuarto de la Constitución local y el primero de la Carta Magna federal, “los diputados y senadores ya se preparan para llevar el tema a debate en el Congreso de la Unión”.
    Lamas explicó que en la ciudad de México se aprobó la ley para permitir la interrupción del embarazo hasta las primeras 12 semanas de gestación, “después de una lucha de 36 años”. Añadió que en los años setenta y ochenta del siglo pasado las feministas “sentíamos que el aborto era nuestro tema, y luego nos dimos cuenta que era genial que muchos investigadores lo tomaran y hubiera gente preocupada por eso”.
    Indicó que, en el caso de la despenalización del aborto en el Distrito Federal, que se aprobó en 2007, se trató de un proceso gradual que se inició en 1931, al establecerse en el Código Penal que no sería delito cuando fuera accidental, por violación o por peligro de muerte.
    Luego, dijo, se promovió un recurso de anticonstitucionalidad que la Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazó en agosto de 2008, y a partir de ahí, “empezó la oleada para reformar las constituciones locales”.
    Ante ello, Lamas dijo que los veracruzanos deben “castigar” con su voto a Herrera Beltrán en las próximas elecciones locales, “por el tremendo número que hizo al criminalizar el aborto”.

Comentarios