México, al borde de una revolución alimentaria: Experto mundial

viernes, 11 de diciembre de 2009

COLIMA, Col., 11 de diciembre (apro).- El experto mundial en agricultura biodinámica, Ferdinand Vondruska, advirtió hoy que México se encuentra “al borde de una revolución alimentaria”, debido a las precarias condiciones en que se encuentra el campo.
De visita en Colima, el científico suizo-canadiense alertó sobre el peligro que representa para la salud el cultivo de transgénicos, e hizo un llamado a los gobiernos estatal y federal para que apoyen la producción natural de alimentos a través de huertos familiares.
En entrevista, Vondruska comentó que las grandes corporaciones internacionales, como Monsanto, promueven los cultivos transgénicos con el argumento de que es necesario inventar nuevas semillas y plantas para cosechar mejores y más resistentes productos.
Sin embargo, dijo, “eso no es el problema, sino que el suelo está descompuesto, arruinado, y eso es lo que se debe mejorar”, pues en las condiciones actuales hay cada vez peor crecimiento de las plantas.
En el caso de México, el científico consideró que el daño al suelo se ha convertido en una situación extrema, especialmente para los cultivos de maíz, pero también para las hortalizas.
“Estuve en Tenancingo y vi una catástrofe. El problema es que los granjeros no se dan cuenta, los campesinos y los consumidores no tienen idea de qué está pasando y se crea un círculo vicioso.
“Los suelos de México están sufriendo bastante, lo podemos ver en la erosión, en la reducción de los rendimientos de cosecha y la bancarrota en que se encuentran muchos campesinos, por que los fertilizantes cuestan más caros, tienen precios preestablecidos que no pueden modificar y los costos van subiendo, pero los precios de venta aumentan muy poco”, apuntó.
Actualmente, en las condiciones de bancarrota en que se encuentra el campo, “estamos al borde de una revolución alimentaria, y eso es algo que debemos visualizar. Lo veo como en unos cinco años, pero es algo que está comenzando en estos momentos, por lo que debemos informar a las personas, a los políticos, porque si es algo que llega de manera muy repentina podría acarrear un gran costo para la nación, una explosión social, y como políticos deben tener visión de futuro”, advirtió.
Y añadió: “Estoy seguro que el señor Felipe Calderón no lo sabe, pero muchas personas debajo de él están muy contentas con lo que está pasando. Yo le diría a Calderón: ‘ve a lo natural lo más rápido posible y ayuda a los pequeños productores naturalmente, porque eso es la base para ti”.
De acuerdo con Vondruska, en Rusia el 20% de las granjas mantenía al 80% de la población, y en estas condiciones, si todas las granjas se van a lo natural, al método biodinámico, podrían sostener al 80% de la población mexicana, dijo.
Al preguntarle al científico hacia dónde iría la salud de la población con el uso de los transgénicos, respondió: “La industria dice que con los transgénicos necesitaríamos menos plaguicidas y herbicidas, porque es el lugar donde tenemos problemas, y las plantas cultivadas con semillas transgénicas son más resistentes, entonces, es una muestra de que el suelo está en muy mal estado”.
La contaminación, agregó, ha matado al suelo y ha hecho débiles a las mismas plantas, por lo que se debe regresar a la producción de un suelo fértil y sano, “no podemos continuar contaminándonos y producir una planta inferior y después creer que todo está bien”.
Según el experto en agricultura biodinámica, “lo que tenemos que hacer es sanear los suelos. Si continuamos con las plantas transgénicas, por supuesto tendremos muchas personas que sean alérgicas, que se morirán directamente por esa comida, y tendremos gente que cortará su conexión con el cosmos”.
Con el uso de transgénicos, advirtió, habrá bebés enfermos, y si bien es cierto que hay una selección natural de las personas que sí pueden tomar esos productos, habrá otros que no, de modo que al igual que en el mundo animal, sólo los más fuertes van a sobrevivir, pero no necesariamente los mejores.
“La semilla transgénica es una catástrofe para el ser humano”, insistió Vondruska, y se dijo convencido de que las decisiones a favor del cultivo con ese tipo de semillas modificadas genéticamente “son tomadas por políticos que no entienden, que nunca han estudiado, que no son científicos y que son presionados por el cabildeo de la industria”.

Comentarios