CNDH reporta 11 asesinatos de periodistas en 2009

martes, 15 de diciembre de 2009

MÉXICO, DF, 15 de diciembre (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) manifestó su preocupación por el aumento de los agravios contra periodistas y exigió a las autoridades que investiguen a fondo ese tipo de agresiones ys e castigue a los responsables.
    El ombudsman nacional, Raúl Plascencia, sostuvo que la desatención de las autoridades a gran parte de las agresiones contra periodistas ha propiciado un clima de impunidad.
Tan sólo en lo que va del 2009, once comunicadores han perdido la vida.
    Al subrayar que los agravios en contra de periodistas y comunicadores en México van en aumento, la CNDH precisó que del 2000 a noviembre de 2009 se tienen registradas 56 muertes y ocho desapariciones de comunicadores, así como siete atentados con explosivos a instalaciones de medios de comunicación.
    En la mayoría de los asuntos, acusó, no hay respuesta efectiva por parte de las autoridades federales y estatales en la prevención e investigación de los hechos y, en consecuencia, no se ha logrado la sanción a los responsables materiales e intelectuales.
    Por ello la exigencia de la CNDH a las autoridades para que se esclarezcan estos casos y se haga justicia.
    En el país cada vez son más los periodistas que, en el ejercicio de su profesión, son víctimas de amenazas, intimidaciones, persecuciones, atentados y desapariciones forzadas.
    Sin embargo, para la CNDH constituyen un avance la despenalización de los delitos de difamación y calumnia, así como el establecimiento del secreto profesional del periodista en el fuero federal, que requiere ser garantizado en las 32 entidades del país.
    Por esa razón la CNDH presentó este año a la opinión pública su recomendación general 17 sobre los casos de agresiones a periodistas y la impunidad prevaleciente en perjuicio de este grupo vulnerable.
    E hizo un llamado a las autoridades federales, estatales y municipales para que emprendan una lucha decidida, frontal y permanente contra delitos sin castigo, con el fin de que se esclarezcan los homicidios, desapariciones forzadas, atentados con explosivos, amenazas, así como todos los agravios cometidos en contra de periodistas y medios de comunicación.
    Esta recomendación fue dirigida a todos los gobernadores, incluido el jefe de Gobierno del Distrito Federal, así como a los procuradores generales de la República y de Justicia Militar.
    La recomendación contiene siete puntos sustantivos, entre ellos, terminar con la impunidad; lograr la protección del ejercicio periodístico, y una actuación eficaz de las autoridades procuradoras de justicia.
Además, sancionar a las autoridades que actúen con dolo o negligencia; garantizar la seguridad de los periodistas que cubren situaciones de riesgo; hacer efectivo el derecho de las víctimas a la reparación del daño, y revisar la competencia de las diversas autoridades y sus mecanismos de rendición de cuentas.
    La CNDH también destacó que las agresiones a los derechos humanos de los periodistas han aumentado y esta tendencia puede apreciarse en la siguiente relación de quejas por año:
En el 2000 se radicaron 13 expedientes; en el 2001, 21; 2002, 43; 2003, 29; 2004, 43; 2005, 72; 2006, 74; 2007, 84; 2008, 80 y, al mes de noviembre pasado, la cifra es de 78.
    Sin embargo, la cifra puede ser mayor, considerando aquellos casos que tienen registrados los organismos públicos estatales de derechos humanos, aparte de los que no se denuncian.