EU entrega a México cinco helicópteros Bell 412 para la guerra contra el narco

martes, 15 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F., 15 de diciembre (apro).- En lo que va del año y en cumplimiento de los acuerdos contenidos en la Iniciativa Mérida, el gobierno de Estados Unidos ha entregado a su contraparte mexicana material y equipos para la lucha contra las drogas con valor de más de 82 millones de dólares y en el primer semestre de 2010  entregará otra remesa, cuyo monto ascenderá a 166 millones de dólares.
    En un informe entregado a los medios de comunicación, la representación diplomática detallo que dicho equipo ha sido puesto en manos de funcionarios de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena), y Seguridad Pública (SSP), así como de la Procuraduría General de la República (PGR).
Añadió que en el caso particular de la Plataforma México, un sistema de intercambio de información y desarrollo tecnológico creado por el gobierno mexicano, Estados Unidos ha entregado hasta la fecha mil 285 millones de dólares.
En cuanto al Proyecto Biométrico, dijo, han sido otorgados dos mil millones, cifra idéntica destinada para el software denominado Oasis (por sus siglas en inglés), que tiene como objetivo combatir el tráfico de personas.
Además, añadió, se han entregado equipos para detección de documentos falsos, cinco equipos de rayos X, 30 escalas, equipo de protección personal para la SSP y la PGR, así como la academia de entrenamiento del reclusorio de Jalapa. Todo este equipo tiene un valor de 77 millones 159 mil 731 dólares.
Conforme a lo establecido en los acuerdos de la Iniciativa Mérida para el primer semestre de 2010 se planean entregas por 166 millones 369 mil 44 dólares para proyectos de detección de lavado de dinero, 317 polígrafos, un avión Casa 235 "Persuader" y tres helicópteros UH-60 "Black Hawk", así como equipos de cómputo en diversas materias.
Este documento fue entregado antes de la ceremonia en la que la embajada estadunidense entregará a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) cinco helicópteros Bell 412 que forman parte del proyecto de seguridad denominado Iniciativa Mérida, que involucra a la Unión Americana, México y Centroamérica.

Llegan helicópteros a México
Los gobiernos de México y Estados Unidos admitieron la complejidad y limitaciones del trabajo conjunto para desarticular a los cárteles de las drogas, que operan en ambos países, y asumieron su  corresponsabilidad en su combate, coincidieron el asesor del presidente Barack Obama en temas de seguridad interna y contraterrorismo, Jonh Brennan y el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) Julián Ventura.
    Durante el acto protocolario de transferencia de cinco helicópteros Bell-412, con valor de 66 millones de dólares, que serán operados por personal de  la Fuerza Aérea Mexicana, Brennan reconoció que en materia de combate al narcotráfico señaló que pese a  “retos desalentadores”, se están enfrentando los retos que representan los cárteles.
“Entendemos que los Estados Unidos tienen una corresponsabilidad en enfrentar los retos sociales, internacionales y regionales impuestos por los cárteles internacionales y el narcotráfico, estos retos son desalentadores pero los estamos enfrentando”, dijo Brennan, quien estuvo acompañado por el embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual y el jefe del Comando Norte, general Victor E. Renauart.
La ceremonia de transferencia de los helicópteros se llevó a cabo en el hangar de la SEDENA, bajo un estricto control militar. Los reporteros fueron trasladados de las instalaciones de la SRE en dos autobuses que llegaron hora y media antes de que empezara el evento, fueron cercados por decenas de soldados bajo el rayo del sol, sin acceso a ningún tipo de servicio como sanitario o agua. Veinte minutos después de que salieron funcionarios mexicanos y estadunidenses, y ante el reclamo de los reporteros se les permitió salir de las instalaciones castrenses.
    Según el consejero de Barack Obama, el gobierno estadunidense prueba de que su gobierno está asumiendo su parte en el combate al narcotráfico, es que a través de programas en los que participan varias dependencias de su gobierno, encabezados por la Agencia Anti- Drogas (DEA), de manera que se ha logrado la captura de “miles” de  integrantes del cártel del Golfo y por el programa Coronado se logró el arresto de varios integrantes de la Familia Michoacana.
    Brennan señaló que dado que el gobierno mexicano “se ha enfrentado tan valientemente a los cárteles de las drogas que infestan ambos lados de nuestra frontera común”, es indispensable que Estados Unidos se sume en acciones encaminadas a la erradicación del flujo de armas y dinero dirigidos a México.
    El funcionario estadunidense, traducido simultáneamente en español por personal de la SRE,  dijo que, como parte de la Iniciativa Mérida, se han capacitado a 3 mil agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), así como a 243 mandos medios de la misma dependencia, además de que por los programas de colaboración se han investigado 225 casos, 30 de los cuales se han consignado.
También, prosiguió, se han ofrecido cursos de capacitación a fiscales, anticorrupción, de medicina forense, delitos cibernéticos, administración policial y tecnología, entre otros.
Dijo que en su país se están enfrentando “los retos que igualmente representan los sindicatos de narcotraficantes (sic) dentro de los Estados Unidos reconocemos que este es un reto de aplicación de la ley y de salud pública de este país”, de ahí que la estrategia esté encaminada a “reducir la demanda de drogas (…) frenar el consumo  antes de que inicie, prevenir y curar a los drogadictos y continuar con la  desarticulación del mercado de drogas”.
Tras señalar que la entrega de helicópteros es un “eslabón” de la cadena de cooperación contra el crimen organizado, Brennan dijo que “es más allá de la iniciativa Mérida estamos contemplando nuevos programas que contribuirán a apoyar los esfuerzos mexicanos de profesionalización civil en materia de aplicación de la ley,  hemos forjado una nueva relación basada en la  responsabilidad compartida, compromiso compartido y entendimiento compartido”.
Por su parte, el subsecretario Julián Ventura, dijo que México y Estados Unidos, tienen “una tarea aún inconclusa y desafiante; continuar desmantelando, de manera integral, las estructuras de la delincuencia organizada trasnacional, al tiempo de que fortalecemos nuestras instituciones”.
Al destacar que los helicópteros “no están dotados de armamento” y que “se trata de equipo nuevo que cuenta con tecnología de punta”, Ventura señaló que “los desafíos que enfrenta México, son en una medida considerable, expresión y resultado de los fenómenos que trascienden sus fronteras”, de ahí que el país ha firmado acuerdos diplomáticos “para construir esquemas de cooperación más sólidos, dirigidos a desarticular a las organizaciones de la delincuencia transnacional”, es, dijo el caso de la Iniciativa Mérida.
    Ventura dijo que “las acciones de cooperación que se  han emprendido no sustituyen los esfuerzos que cada país desarrolla contra ese flagelo, sino que son complementarios para lograr que éstas sean más eficaces”.
    Para concluir la ceremonia, en nombre del gobierno de Obama, Brennan entregó un helicóptero Bell 412 a escala al embajador mexicano, que agradeció al gobierno estadunidense y a sus congresistas el apoyo para el combate al narcotráfico.
    Antes de retirarse del hangar de la Sedena, personal de ambas delegaciones admiraron uno de los cinco helicópteros estacionados en el lugar, y posaron para ser retratados.

Comentarios