Sepulta Semarnat proyecto de la presa Arcediano en Jalisco

miércoles, 16 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F., 16 de diciembre (apro).- La Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat) sepultó el proyecto de la presa de Arcediano, al revocar el permiso de Manifestación de Impacto Ambiental que la misma dependencia otorgó en 2003, cuando su titular era el exgobernador de Jalisco, Alberto Cárdenas Jiménez.
    Aun cuando el pasado 27 de octubre el gobernador del estado, Emilio González Márquez, anunció la cancelación del proyecto con el que se pretendía dotar de agua a la ciudad de Guadalajara y su zona metropolitana, los opositores al plan hidráulico manifestaron su beneplácito, ya que, aseguraron, “al final del día” la justicia les dio la razón en cuanto a la inconveniencia de construir la presa en Arcediano.
    Ese día, González Márquez afirmó que ante la premura de garantizar el agua a la zona metropolitana de Guadalajara, el proyecto de la presa Arcediano era insostenible, ya que la capital del estado no estaba dispuesta a esperar cinco años para abastecerse.
    Sin embargo, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que la anulación de la obra se debía a la falta de recursos, al triplicarse su costo de 4 mil 500 a 15 mil millones de pesos; incluso, manifestó que se haría otra presa en el río Verde con una capacidad de almacenamiento 10 veces menor que el proyecto original.
El recurso de revisión –número 120/2003-- que presentaron hace seis años, Guadalupe Lara, vecina de Arcediano, y la Sociedad Cooperativa de Producción Insurgente de la Isla de Mezcala fue resuelto el pasado 30 de noviembre.
 En su resolución la Semarnat aceptó que la MIA mostraba “diversas deficiencias en su estudio”, entre ellas “no evaluar la calidad del agua, no describir la totalidad de las obras y actividades que integraban el proyecto y no presentar datos de riqueza y diversidad de flora y fauna”. El responsable de emitirla en 2003 fue el exdirector general de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat, Ricardo Juárez Palacios y el titular de la dependencia federal era Alberto Cárdenas Jiménez.
Aun con la tardía resolución, los opositores a la presa de Arcediano se mostraron satisfechos. “Al final del día nos dieron la razón y se le dio el tiro de gracia” al proyecto de Arcediano”, afirmaron.
Desde 2004, cuando se anunció el proyecto de la presa de Arcediano, se le tachó como una obra inconveniente en sus aspectos ambientales, económicos y de salud pública. La obra fue impulsada por el exgobernador Francisco Ramírez Acuña.

Comentarios