Calderón, obligado a acatar sentencia de la Corte Interamericana

jueves, 17 de diciembre de 2009

MÉXICO, DF, 17 de diciembre (apro).- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva, instó al gobierno del presidente Felipe Calderón a acatar la resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Coidh) relacionada con el caso de Rosendo Radilla.
    De paso por Acapulco, Guerrero, el ombudsman nacional, que en su calidad de Visitador de la CNDH trabajó el asunto de la guerra sucia,  dijo:
“Es sin duda parte de una agenda pendiente en este país, pues es una herida abierta y representa una larga espera que la justicia ha tenido en este tema; esperemos que con esta resolución de la Corte Interamericana pueda hacerse justicia”.
    Según el titular de la CNDH, el gobierno de Calderón “se encuentra ahora obligado a hacerlo de tal manera que esperemos que cumpla y pronto”.
    Recordó que en el 2001 la propia CNDH ya había emitido una resolución sobre el caso del activista guerrerense, sin embargo, el gobierno mexicano no hizo caso.
    En entrevista, calificó de “vergonzoso” que la solución se diera por canales internacionales y confió que ello sirva como ejemplo para futuras situaciones y resoluciones que emita la CNDH.
    “Ojalá que tomen esto como una buena lección para que en casos futuros podamos dar cumplimiento y avanzar en el materia de los derechos humanos”, precisó.
    El pasado 15 de diciembre, la Coidh resolvió que el Estado mexicano es responsable de la desaparición forzada de Radilla a manos de militares, crimen enmarcado durante la “guerra sucia” de los setenta.

Comentarios